Connect with us

OPINIÓN

Eddy Olivares: Oposición y COVID-19

La extremadamente contagiosa pandemia de coronavirus (COVID-19) podrá aterrorizarnos, imponer cambios en nuestra forma de vida, recesar la economía y los empleos, castigarnos con un alejamiento social inhumano, enfermarnos y dañar nuestros pulmones hasta causarnos la muerte, pero no logrará, bajo ninguna circunstancia, cambiar la decisión inquebrantable del pueblo de expulsar del Palacio Nacional y del Congreso al Partido de la Liberación Dominicana.

El candidato del partido de gobierno, Gonzalo Castillo, ha reflejado, con su desesperado y visible interés de capitalizar la pandemia, que no le preocupa en lo más mínimo el sufrimiento del pueblo.

Sin lugar a dudas, Gonzalo Castillo y su partido han visto en la crisis desatada por la COVID-19, una oportunidad para conquistar un apoyo que ya los electores le negaron en las elecciones municipales del pasado 16 de marzo, razón por la cual su mentor y guía, el presidente Danilo Medina, le dio todas las facilidades para que se promoviera como el gran benefactor de los pobres.

Nada puede justificar y nadie puede negar, razonablemente, el comportamiento electorero del gobierno, en medio de una pandemia que nos ha colocado, tristemente, a la cabeza de los países que han promediado más muertos en América Latina, para favorecer, inútilmente, a su candidato, en perjuicio del principal candidato opositor, Luis Abinader, a quien le ha puesto todos los obstáculo para impedirle ser parte de la solución de los graves problemas que afectan al pueblo dominicano.

En ese sentido, la última decisión arbitraria del gobierno en contra de Luis Abinader fue la de prohibirle la entrega directa a las entidades sanitarias de 40 mil kits de pruebas rápidas, cuya carencia por parte del gobierno constituye una de las principales dificultades que sufren los sospechosos de estar infectados del virus.

A pesar de haber sido ignorado por el gobierno, el candidato del Partido Revolucionario Moderno, además de las referidas pruebas, mascarillas y guantes, ha continuado aportando a la solución de los problemas, con propuestas muy bien fundamentadas y recursos humanos altamente calificados, los cuales ha puesto a disposición del presidente Medina.

Innegablemente, Luis Abinader, ha actuado con mucha responsabilidad y madurez durante la grave crisis que ha venido afectando a la nación. Esto ha servido para que la ciudadanía pueda apreciar las magnificas condiciones que lo adornan para suceder al presidente Danilo Medina a partir del 16 de agosto del presente año.

Buenos comportamientos de la oposición, como el observado por el candidato Luis Abinader, han sido reconocidos como fundamentales para la calidad de una democracia por el reconocido politólogo italiano, Gianfranco Pasquino, quien sostiene en su obra, La oposición, lo siguiente: “Siendo así las cosas, se puede afirmar que la calidad de una democracia no depende solo de la virtud de su gobierno o de la interacción del gobierno con la oposición, sino, de modo muy especial, de la capacidad de esta última”.

Finalmente, es justo destacar que la oposición propositiva y firme del mencionado candidato del PRM, le ha ayudado a ganarse la confianza de todos los sectores sensatos de la sociedad y del cuerpo electoral, el cual lo escogerá como presidente para levantar al país de la ruina económica e institucional en la que se encuentra.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

OPINIÓN

Valentín Medrano: Participación Ciudadana “se sacó la loto” en el gobierno de Luis Abinader

Dr . Valentín Medrano

Luis Abinader se ganó el derecho a dirigir los destinos de nuestra nación. Hizo todo lo que era menester hacer: acuerdos, pactos, visibles y ocultos, promesas, caminatas, mítines, algunos simulados, paradas en plaza de la bandera, mano a mano, hospitales móviles, apoyos dados y recibidos, anuncios, propagandas, encuestas, vocerías, discursos, comparecencias, programas de televisión y radio de amigos y allegados, en fin todo lo que todo el mundo hace para ganar, pero no todos ganan. El ganó.

Su plataforma política lo fue el PRM, Partido Revolucionario Moderno, que al alzarse con la victoria a menos de diez años de su fundación implanta un récord, el Partido más joven en ganar unos comicios presidenciales en la era de la democracia dominicana.

Como parte de los acuerdos, algunos bilaterales y otros multilaterales, el PRM cedió a intereses foráneos y nacionales parte de la administración pública y de los intereses del ejecutivo en algunos sectores y poderes.

Fue así que una organización política, ya hay que dejarse de vainas y llamar las cosas por su nombreParticipación Ciudadana, que cobra en todos los gobiernos, recibió de forma bilateral, a cambio de su apoyo al PRM-Abinader, el Ministerio de Relaciones Exteriores, lo que veo bien porque desde ahora la política internacional estará a manos de internacionales; la Dirección de Compra y Contrataciones, la embajada en España y otros puestos en el exterior, y en un pacto multilateral que incluye al Partido Fuerza del Pueblo y al PRM-Abinader, la Procuraduría General de la Republica.

Además algunos de sus miembros fueron favorecidos con nombramientos de sus familiares en puestos de importancia, es decir una ayuda colateral. Wow! Participación Ciudadana, organización fundada de acuerdo con las leyes dominicanas y financiada por dinero del gobierno estadounidense, se sacó la Loto.

Esta organización con un tercio de gobierno en su haber, tiene el tupé de pedir que en los órganos constitucionales como la Junta Central Electoral deben ser designadas personas “independientes”, supongo que como ellos, “apartidistas”, que cobran de inmediato en el gobierno.

Lo mucho hasta Dios lo ve.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending