Connect with us

OPINIÓN

Eddy Olivares: Voto secreto y primarias

El elemento fundamental de unas elecciones es el listado de votantes. Esta es la razón por la que para la organización de las primarias simultáneas es recomendable la utilización del padrón nacional.

Sin embargo, los redactores de la Ley 33-18 de Partidos Políticos, Agrupaciones y Movimientos Políticos no tomaron en cuenta este criterio elemental del derecho electoral y pusieron en manos de los partidos la decisión sobre la modalidad, método y tipo de registro de electores o padrón para la selección de candidatos y candidatas a cargo de elección popular.

A causa de esta desacertada disposición tanto el Partido de la Liberación Dominicana como el Partido Revolucionario Dominicano decidieron utilizar la modalidad de primarias abiertas para escoger sus candidatos, mientras que el Partido Revolucionario Moderno prefirió las cerradas.

Esto no sería ningún problema si no fuera porque las primarias, ya sean abiertas o cerradas, deben ser organizadas por la Junta Central Electoral y celebrarse de manera simultánea.

Sin lugar a dudas, para organizar las primarias, el órgano electoral tendrá que poner a prueba su creatividad. Solo de esa manera la JCE podrá organizar exitosamente las primarias abiertas y cerradas que se celebrarán el día 6 de octubre del 2019.

La celebración de las primarias el mismo día, con padrones distintos y en los mismos recintos, podría afectar el secreto del voto y también permitir a los partidos que se inclinaron por las primarias abiertas, tener acceso a los padrones de los que prefirieron las primarias cerradas, los cuales tendrán que depositar sus padrones en la Junta Central Electoral.

En ese sentido, mientras que el PLD utilizará un padrón de más de siete millones de electores, el PRM utilizará uno que estará limitado a la cantidad de ciudadanos que se inscriban antes del vencimiento del plazo de ley.

Para preservar mínimamente el secreto del voto todas las papeletas o votos deberán ser depositados en las mismas urnas.

Tal y como sostiene la Enciclopedia Electoral ACE: “El voto secreto es un elemento esencial de la integridad porque brinda a los votantes la independencia de elegir según su voluntad”.

Si el voto no fuera secreto muchos electores lo cambiarían a causa de la intimidación y la coacción a la que podrían ser sometidos. De igual manera, la compra de votos sería totalmente efectiva, ya que el vendedor le podría mostrar su voto al comprador.

El secretismo del voto juega un papel preponderante para la libertad del sufragio, razón por la cual está consagrado en el artículo 208 de la Constitución de la República, la cual, además, establece categóricamente que nadie puede ser obligado o coaccionado, bajo ningún pretexto, a revelar su voto.

Es muy probable que la integridad de las primarias del 6 de octubre del 2019 sea cuestionada por medio de acusaciones de compra de votos principalmente a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana.

Las primarias serán el primer reto que enfrentará la Junta Central Electoral de caras a las elecciones del 2020. El control efectivo de los recintos electorales y de los recursos públicos será determinante para el éxito de las mismas.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

OPINIÓN

Valentín Medrano: Participación Ciudadana “se sacó la loto” en el gobierno de Luis Abinader

Dr . Valentín Medrano

Luis Abinader se ganó el derecho a dirigir los destinos de nuestra nación. Hizo todo lo que era menester hacer: acuerdos, pactos, visibles y ocultos, promesas, caminatas, mítines, algunos simulados, paradas en plaza de la bandera, mano a mano, hospitales móviles, apoyos dados y recibidos, anuncios, propagandas, encuestas, vocerías, discursos, comparecencias, programas de televisión y radio de amigos y allegados, en fin todo lo que todo el mundo hace para ganar, pero no todos ganan. El ganó.

Su plataforma política lo fue el PRM, Partido Revolucionario Moderno, que al alzarse con la victoria a menos de diez años de su fundación implanta un récord, el Partido más joven en ganar unos comicios presidenciales en la era de la democracia dominicana.

Como parte de los acuerdos, algunos bilaterales y otros multilaterales, el PRM cedió a intereses foráneos y nacionales parte de la administración pública y de los intereses del ejecutivo en algunos sectores y poderes.

Fue así que una organización política, ya hay que dejarse de vainas y llamar las cosas por su nombreParticipación Ciudadana, que cobra en todos los gobiernos, recibió de forma bilateral, a cambio de su apoyo al PRM-Abinader, el Ministerio de Relaciones Exteriores, lo que veo bien porque desde ahora la política internacional estará a manos de internacionales; la Dirección de Compra y Contrataciones, la embajada en España y otros puestos en el exterior, y en un pacto multilateral que incluye al Partido Fuerza del Pueblo y al PRM-Abinader, la Procuraduría General de la Republica.

Además algunos de sus miembros fueron favorecidos con nombramientos de sus familiares en puestos de importancia, es decir una ayuda colateral. Wow! Participación Ciudadana, organización fundada de acuerdo con las leyes dominicanas y financiada por dinero del gobierno estadounidense, se sacó la Loto.

Esta organización con un tercio de gobierno en su haber, tiene el tupé de pedir que en los órganos constitucionales como la Junta Central Electoral deben ser designadas personas “independientes”, supongo que como ellos, “apartidistas”, que cobran de inmediato en el gobierno.

Lo mucho hasta Dios lo ve.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending