Connect with us

DEPORTES

Fallece el inmortal del baloncesto, Antonio (Chicho) Sibilio

Falleció este sábado por complicaciones de salud el exselección nacional de baloncesto e inmortal de este deporte Cándido Antonio –Chicho- Sibilio Hughes.

Tenía 60 años. Sibilio, nativo de San Cristóbal, nació el 3 de octubre de 1958.

Fue inmortalizado en la República Dominicana en el ceremonial del año 2003.

Destacó en el baloncesto desde niño y ya a los 17 años fue jugador central del conjunto de los Astros, en el baloncesto superior distrital y a esa edad también formó parte de la selección nacional con la cual jugó en el torneo Centrobasket 1975.

Emigra a España donde juega como nacionalizado y brilla con el conjunto FC Barcelona. También jugó con el Taugrés Vitoria.

Es reconocido como una de las más grandes transiciones de posición en el país entre los baloncestistas dominicanos, luego de pasar de jugar de espaldas al aro a realizarlo de frente, labor en la que fue ayudado por el baloncesto en España.

En República Dominicana fue dirigente del baloncesto distrital, así como en la Liga Nacional de Baloncesto y de selecciones nacionales.

Sibilio fue uno de los jugadores más dominantes del baloncesto europeo y participó con la selección de España en los Juegos Olímpicos de 1980. Pese a su admirable trayectoria, prefería estar al margen, lejos de las luces y las cámaras.

“No es que no me gusten los reconocimientos -ríe- es que yo considero que era mi trabajo. No estaba de cara al público para que me reconozcan. Soy tímido. Yo me siento bien aquí, aislado, solo. El reconocimiento implica multitud y esas cosas” dijo Sibilio durante una entrevista que le realizó Diario Libre en agosto de 2018.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

DEPORTES

San Luis y Washington por el título de la Nacional

Con los favoritos eliminados, un duelo altamente improbable definirá al campeón de la Liga Nacional. Los Cardenales de San Luis están de regreso en la serie de campeonato del circuito por primera vez desde 2014, luego de sorprender a los Bravos de Atlanta.

Ahora se enfrentarán con los Nacionales de Washington, que espantaron sus fantasmas de postemporada al dejar fuera a los Dodgers, ganadores de 106 partidos en la temporada regular.

“Sabemos que podemos vencer a cualquiera en estos momentos”, dijo el segunda base de San Luis Kolten Wong. La serie comienza el viernes en el Busch Stadium, la casa de los Cardenales.

Es la primera vez desde 2015 que los dos equipos con el mejor récord en una liga son eliminados en las series divisionales. San Luis estuvo a cuatro outs de la eliminación ante los Bravos en el cuarto juego, pero se recuperó para llevarse la victoria en el 10mo inning.

El partido decisivo en Atlanta quedó virtualmente decidido poco después de comenzar. Los Cardenales se convirtieron en el primer equipo en la historia de las mayores en anotar 10 carreras en el primer inning de un partido de postemporada y ganaron 13-1.

“Siento que pestañeamos y de repente estábamos 10-0″, dijo el antesalista Matt Carpenter. El sendero recorrido por Washington para llegar a la serie de campeonato de liga ha sido realmente improbable, especialmente para una franquicia que no ganaba una serie de playoffs desde 1981, cuando eran los Expos de Montreal. En cinco actuaciones previas en los playoffs como los Nacionales, fueron eliminados temprano.

Incluso llegar a los playoffs este año se antojaba inalcanzable luego que Washington perdió a Bryce Harper, el rostro indiscutible del equipo, como agente libre y arrancó la temporada 19-31. Pero los Nacionales se fueron 74-38 el resto de la campaña para clasificarse a los playoffs, remontaron una desventaja de tres carreras para vencer a 4-3 a Milwaukee en el partido de comodines y entonces volvieron a escapar ante los poderosos Dodgers en la serie divisional.

Luego de ir perdiendo 3-0 en el quinto y decisivo encuentro, Anthony Rendón y Juan Soto empataron la pizarra con jonrones consecutivos contra el as Clayton Kershaw, esta vez en funciones de relevista.

Los Nacionales lo decidieron en el 10mo inning con un jonrón de Howie Kendrick con la casa llena, convirtiéndose en el primer equipo en remontar déficits de tres carreras en dos juegos decisivos en la misma postemporada. El año de la remontada, sin dudas. “Hay que seguir peleando”, dijo Rendón.

“Simplemente queremos seguir creyendo en nosotros mismos y no preocuparnos por lo que las personas fuera de nuestros camerino digan, que quizás no vamos a avanzar o que tenemos que cambiar a todo el mundo. Seguimos creyendo y jugando béisbol”.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending