Connect with us

DEPORTES

Los YANKEES firman a Jasson Domínguez, de 16 años, por US$5.35 millones y establece nuevo récord para un dominicano

Los Yankees de Nueva York hicieron oficial este martes temprano de la firma de Jasson Domínguez por  un monto estimado de 5.35 millones de dólares, lo cual lo convierte en el jugador dominicano que mayor bono ha recibido en la historia de Julio 2.

El acuerdo representa 5.1 millones de dólares por la firma y 250 mil por concepto de becas, lo cual sería usado por el novel en el momento que así lo requiera.

Su pacto de 5,35 millones deja atrás el mayor monto recibido por un quisqueyano que pertenecía a Nomar Mazara, quien acordó por 5.0 millones en el 2011 con los Vigilantes de Texas.

Domínguez, un nativo de Esperanza, Mao Valverde será presentado oficialmente este martes pasadas las 6:00 de la tarde como un miembro oficial de los Yankees, en un acto a celebrarse en el restaurante Lago de esta capital.

Incluso, esta sería la primera ocasión que el famoso equipo incluye un monto para estudios a cualquiera de sus peloteros bisoños. Actualmente Domínguez cursa el tercero de bachillerato.

El novel era el mejor talento en el mercado internacional y el club continúa abasteciendo su sistema con perspectivas internacionales de élite. Los Mulos también firmaron al jardinero Jhon Díaz (No. 18) ha acordado $ 1.2 millones.

Domínguez es fuerte, atlético y tiene un cuerpo maduro para su edad (16 años). El jardinero podría ser el primer jugador de su clase en llegar a las Grandes Ligas porque tiene las herramientas que a los scouts les encanta ver en los jóvenes prospectos emergentes y es capaz de usarlos en los juegos.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

DEPORTES

San Luis y Washington por el título de la Nacional

Con los favoritos eliminados, un duelo altamente improbable definirá al campeón de la Liga Nacional. Los Cardenales de San Luis están de regreso en la serie de campeonato del circuito por primera vez desde 2014, luego de sorprender a los Bravos de Atlanta.

Ahora se enfrentarán con los Nacionales de Washington, que espantaron sus fantasmas de postemporada al dejar fuera a los Dodgers, ganadores de 106 partidos en la temporada regular.

“Sabemos que podemos vencer a cualquiera en estos momentos”, dijo el segunda base de San Luis Kolten Wong. La serie comienza el viernes en el Busch Stadium, la casa de los Cardenales.

Es la primera vez desde 2015 que los dos equipos con el mejor récord en una liga son eliminados en las series divisionales. San Luis estuvo a cuatro outs de la eliminación ante los Bravos en el cuarto juego, pero se recuperó para llevarse la victoria en el 10mo inning.

El partido decisivo en Atlanta quedó virtualmente decidido poco después de comenzar. Los Cardenales se convirtieron en el primer equipo en la historia de las mayores en anotar 10 carreras en el primer inning de un partido de postemporada y ganaron 13-1.

“Siento que pestañeamos y de repente estábamos 10-0″, dijo el antesalista Matt Carpenter. El sendero recorrido por Washington para llegar a la serie de campeonato de liga ha sido realmente improbable, especialmente para una franquicia que no ganaba una serie de playoffs desde 1981, cuando eran los Expos de Montreal. En cinco actuaciones previas en los playoffs como los Nacionales, fueron eliminados temprano.

Incluso llegar a los playoffs este año se antojaba inalcanzable luego que Washington perdió a Bryce Harper, el rostro indiscutible del equipo, como agente libre y arrancó la temporada 19-31. Pero los Nacionales se fueron 74-38 el resto de la campaña para clasificarse a los playoffs, remontaron una desventaja de tres carreras para vencer a 4-3 a Milwaukee en el partido de comodines y entonces volvieron a escapar ante los poderosos Dodgers en la serie divisional.

Luego de ir perdiendo 3-0 en el quinto y decisivo encuentro, Anthony Rendón y Juan Soto empataron la pizarra con jonrones consecutivos contra el as Clayton Kershaw, esta vez en funciones de relevista.

Los Nacionales lo decidieron en el 10mo inning con un jonrón de Howie Kendrick con la casa llena, convirtiéndose en el primer equipo en remontar déficits de tres carreras en dos juegos decisivos en la misma postemporada. El año de la remontada, sin dudas. “Hay que seguir peleando”, dijo Rendón.

“Simplemente queremos seguir creyendo en nosotros mismos y no preocuparnos por lo que las personas fuera de nuestros camerino digan, que quizás no vamos a avanzar o que tenemos que cambiar a todo el mundo. Seguimos creyendo y jugando béisbol”.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending