Connect with us

ENTRETENIMIENTO

ARod aparece con ojo morado junto a JLo,en medio de rumores de infedelidad

Lo que parecía el momento más feliz para la mediática pareja conformada por el expelotero dominicano Álex Rodríguez y la cantante Jennifer López se convirtió en uno incomodo. La pareja se comprometió la semana pasada tras varios años de relación. Sin embargo, una información emitida por el también exdeportista José Canseco empañó el alegre instante, asegurando que el de origen dominicano había engañado a la diva del Bronx con su exesposa, la modelo Jessica Sekely. Rodríguez, fue captado por paparazzis con un ojo morado. Las imágenes fueron tomadas este miércoles en el Miami-Opa Locka Executive Airport cuando la pareja regresaba de Las Bahamas, donde Álex le entregó a la cantante un anillo valorado en casi 1 millón de dólares. The Sun publicó las fotos en las que la pareja luce angustiada en la fila del aeródromo. En una de las instantáneas, la artista mira con molestia a la cámara. “Pobre mujer, ella no tiene idea de quién es realmente él. Alex Rodríguez deja de ser un pedazo de mier**, deja de engañar a Jennifer López”, indica uno de los tuits del cubano, quien además lo reta a un combate de boxeo o MMA.
Por su parte, la exesposa de Canseco que estuvo casada con el cubano de 1996 al 1999 negó las acusaciones
“¡Esas falsas acusaciones que José está haciendo no son ciertas! Conozco a Alex desde hace muchos años y ni siquiera lo he visto por más de 5 años. Ciertamente no dormí con él. Soy amigable con él y con Jennifer. En cuanto a José puede seguir jugando con sus amigos alienígenas”, reaccionó la también empresaria mediante su cuenta de Twitter.

¿Qué pudo suceder? ¿Se enfrentaron los exdeportistas o JLo sacó su lado del Bronx?

SIGUE LEYENDO
Advertisement

ENTRETENIMIENTO

Demandan a Jennifer Lopez, en Egipto por actuar “desnuda”

La cantante estadounidense de origen puertorriqueño actuó hace una semana en El Alamein, una ciudad de la costa mediterránea egipcia de ecos bélicos que se ha convertido en uno de los destinos favoritos de los egipcios pudientes. Unas 2.000 personas acudieron a la cita patrocinada por la constructora local Orascom, propiedad de la familia cristiana egipcia Sawiris. En los asistentes, figuraban artistas locales y altos funcionarios del régimen.

El concierto, el primero celebrado en Egipto e incluido en su gira “It’s my Party” con motivo de su medio siglo de vida, siguió el mismo guión de sus actuaciones previas en Tel Aviv, Moscú o la ciudad turca de Antalya. En el escenario sonaron algunos de sus grandes éxitos como ‘Jenny from the Block’, ‘I’m Real’ y ‘If You Had My Love’.

Todo discurrió sin problemas hasta que las imágenes del concierto comenzaron a circular por las redes sociales y los medios locales. Entonces Samir Sabri, un abogado que ha presentado varias miles de demandas contra artistas e intelectuales egipcios por quebrar la moral, cazó las instantáneas y, raudo, ha llevado a Lopez a los tribunales

Según el letrado, Lopez apareció en escena “desnuda y con vestidos transparentes” en pleno Eid al Adha, la fiesta musulmana del sacrificio. “No resulta apropiado que la gente se halle rezando en el monte Arafat [un montículo cargado de simbolismo a unos 15 kilómetros al este de La Meca] mientras otros están en un concierto”, argumenta Sabri.

El abogado acusa a la estadounidense de “vulnerar las normas y tradiciones egipcias” y exige que le sea prohibida la entrada al país para participar en futuras actuaciones. Durante el espectáculo, Lopez no lució ningún atuendo que no hubiera exhibido en el pasado. En los fotogramas que han trascendido de su cita egipcia, la cantante lleva un leotardo de falsos diamantes que le cubre un brazo y una pierna. 

Lopez es el enésimo blanco de Sabri. A principios de este año el periodista local Mohamed al Gheiti fue condenado a un año de prisión por entrevistar en directo a un homosexual. El caso partió de una denuncia del abogado más celebre del país árabe. “Estoy en contra de la decadencia, la desnudez, el alcohol, las drogas o la prostitución. Creo que no podemos permitir que esos ejemplos entren en nuestros hogares“, explicó

Samir se ha forjado fama de hombre despiadado explotando los derechos que dispensa la justicia local, que permite a cualquier ciudadano denunciar a otros por una retahíla de cargos tan vagos como “libertinaje” o “blasfemia”, punibles con hasta cinco años de cárcel. Un fiscal debe, más tarde, aceptar los cargos e iniciar el proceso. 

El bufete de Sabri ha despachado a lo largo de décadas más de 2.700 demandas por los asuntos más variopintos y, a veces, disparatados. En su nómina de acusados figura hasta una marioneta, Abla Fahita, una viuda convertida en estrella catódica que disecciona con desternillante humor los acontecimientos que han jalonado la traumática historia reciente del país árabe. 

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending