Connect with us

ENTRETENIMIENTO

François Hollande y Julie Gayet exhiben por fin su amor en público (para promocionar un libro)

El ex presidente francés François Hollande (64) y la actriz francesa Julie Gayet (46) ya no ocultan su amor. La pareja ha posado para Paris Matchpaseando por la playa de Granville, en Normandía, con Philae, el perro labrador de la pareja. “El amor ya no es un secreto de Estado”, asegura la revista gala.

“Francois Hollande y Julie Gayet. Simplemente felices”, titula en portada la citada publicación. El ex presidente, sin corbata, y Gayet, descalza y sin apenas maquillaje, posan juntos por primera vez para una revista, desde que la prensa del corazón gala desvelara en 2014 que eran amantes. Se les ve radiantes, felices, relajados.

Hollande se encuentra en plena promoción de Las lecciones del poder, el libro de balance de su presidencia del que ha vendido 110.000 ejemplares en Francia. Por ese motivo, estos días la pareja multiplica sus apariciones en público.

Así, la actriz, que hasta hace poco era la reina de la discreción, acompaña en algunas ocasiones al ex presidente a las firmas de libros. Incluso se hace fotos y selfies con los votantes de Hollande y con los lectores que se lo piden.

El ex presidente promociona su libro y, a la vez, alimenta los rumores de su posible vuelta a la política francesa. El socialista ni confirma ni desmiente que vaya a presentarse a las elecciones presidenciales de 2022, como desean algunos de sus seguidores, pero tampoco cierra la puerta a la política.

Hollande y Gayet, que podrían ser pareja desde 2011,viven juntos en un apartamento en París desde que el político socialista abandonó el Palacio del Elíseo en mayo de 2017.

El ex presidente tiene cuatro hijos, Tomás, Clémence, Julien y Flora, fruto de su relación de 30 años con la socialista Ségolène Royal, ex candidata a la presidencia gala en 2007. Nunca llegaron a casarse.

La actriz, por su parte, tiene dos hijos, Tadeo y Ezéchiel, nacidos de su matrimonio con el cineasta argentino Santiago Amigorena, del que se divorció en 2006.

Pese a que la pareja ya exhibe en público su amor, Gayet no acudió el pasado 8 de septiembre a la boda de Tomas, el hijo de Hollande y Royal, con la periodista deportiva francesa Émilie Broussouloux. Gayet, que además de actriz es productora, tenía obligaciones profesionales. Ese día acudió al estreno del cortometraje de Dinara Dorukrova. Así que la boda fue en familia.

Después de que su romance acaparara en 2014 las portadas de la revista del corazón y de la prensa seria de todo el mundo, Hollande y Gayet decidieron mantener la discreción mientras él siguiera siendo presidente. Se pusieron de acuerdo en “pasar del secreto a la discreción, sin caer nunca en el exhibicionismo y sin jamás aceptar la intromisión”, explica el ex presidente en Las lecciones del poder.

Hollande cuenta en su libro que “el tierno y delicado afecto de Julie fue un inestimable apoyo en los tres últimos años”. “Solidaria, presente pero suficientemente alejada de la escena pública para seguir siendo ella misma. Sin necesidad de desempeñar un papel, ella estaba ahí, con esa aspiración a la felicidad que hace la vida más dulce. Incluso en el Elíseo”, confiesa Hollande en un capítulo en el que habla de su ajetreada vida sentimental.

Atrás quedaron los tiempos en los que el entonces presidente, oficialmente pareja de la periodista Valérie Trierweiler (54), se escapaba de incógnito en scooter del Palacio del Elíseo para ir a visitar a su amante, divorciada y madre de dos hijos, en un apartamento de la rue du Cirque en el distrito VIII de París.

“François Hollande y Julie Gayet: el amor secreto del presidente”, publicaba en enero de 2014 en exclusiva la revista Closer, con fotos del presidente yendo en moto, acompañado de su guardaespaldas, a ver a Julie Gayet. Una bomba mediática que destapó estetriángulo amoroso, que hizo tambalear el Elíseo, que provocó un debate sobre la seguridad del presidente y que puso patas arriba la vida de Trierweiler, la novia oficial de Hollande.

Ella, periodista de la revista Paris Matchprecisamente, actuaba como primera dama de Francia a pesar de que la pareja, que mantenía una relación estable desde hacía varios años, no estaba casada.

Tras revelarse el affaire de Hollande y Gayet, Trierweiler sufrió una crisis de nervios, fue hospitalizada en una clínica de París y luego se refugió en la residencia secundaria de La Lanterne para seguir allí su cura de reposo.

Dos semanas después de que Closer publicara su exclusiva, Hollande dictaba un escueto comunicado a la agencia de noticias AFP: “Hago saber que he puesto fin a la vida en común que compartía con Valérie Trierweiler”, dijo Hollande, poniendo punto final a ocho años de relación y cuatro de convivencia.

La ruptura con Trierweiler fue “el peor momento personal del quinquenio”, confesó Hollande en el libro Un presidente no debería decir eso… Los secretos de un quinquenio, de los periodistas de investigación de Le Monde Gérard Davet y Fabrice Lhomme.

Cuatro años después, la periodista, , la periodista -que publicó un libro, Gracias por este momento, en el que contó todas sus intimidades con Hollande a modo venganza-, vuelve a estar enamorada. Esta vez su corazón lo ocupa Romain Magellan, un ex jugador de rugby de 45 años de edad, al que llama “my lover” en Instagram. Fuente El Mundo

SIGUE LEYENDO
Advertisement

ENTRETENIMIENTO

¨René¨ de Residente, canción del año en los Latin Grammy 2020

Los Ángeles. “René”, de Residente, se llevó este jueves el Latin Grammy a la Canción del Año en la edición 21 de la gran fiesta de la música latina.  

“El arte no se hizo para establecer récords, no estamos en las olimpiadas”, dijo el puertorriqueño en un discurso de agradecimiento que pidió valorar el arte puro y olvidarse de la obsesión por los seguidores en redes sociales.  

La victoria de Residente fue recibida con gran sorpresa, pues él mismo tampoco lo esperaba, según reconoció, ya que competía con líderes de ventas como Karol G, Ricky Martín, Juanes y Maluma. 

En su intervención, el músico pidió diferenciar entre ser un “negociante” y un “artista” para componer música “sin miedo” por los algoritmos de internet, las listas de reproducción y todos los números que mueven a la industria musical.  

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending