Connect with us

INTERNACIONAL

Cayó otro! Dimite el ‘número dos’ de Unicef, acusado de comportamiento inapropiado con mujeres

El número dos de Unicef, Justin Forsyth, ha dimitido este jueves tras conocerse las quejas por comportamiento inapropiado que recibió de tres mujeres en su anterior trabajo, cuando era el director ejecutivo de la ONG británica Save The Children, según ha informado esta tarde el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia. La decisión llega una semana después de que Oxfam, otra ONG, admitiera que algunos de sus trabajadores explotaron sexualmente a mujeres durante una misión humanitaria en Haití.

“La directora ejecutiva Henrietta Fore ha aceptado este jueves la renuncia de Justin Forsyth de su puesto como director ejecutivo adjunto de Unicef. Aceptamos la decisión de Forsyth de dar un paso hacia adelante y reconocer errores pasados”, informó en un comunicado la agencia de la ONU. Forsyth está acusado de comentar la vestimenta de jóvenes empleadas y enviar mensajes de texto inapropiados. Por el momento se desconocen más detalles.

En un comunicado, Forsyth ha afirmado que en el momento en que se produjeron los hechos, se disculpó “sin ninguna cautela”, pero ha defendido que, pese a que su comportamientos fueron erróneos, la situación quedó solventada con los procesos de mediación establecidos hace muchos años. “No tengo ninguna duda de que alguna de la cobertura mediática sobre mí no es para hacerme responsable de mis acciones (adecuadamente), sino también para tratar de damnificar nuestra causa y la ayuda humanitaria”, afirmó el ejecutivo.

Save The Children, la organización donde se produjeron los comportamientos de Forsyth, ha admitido que en 2015 recibió información preocupante sobre “comportamiento inapropiado y comentarios” de su director ejecutivo. Dos administradores realizaron investigaciones de tres quejas informales. “Ambas pesquisas resultaron en la contundente disculpa de Forsyth. Todas las partes estuvieron de acuerdo y el asunto quedó zanjado”, explicó la organización en un comunicado.

La dimisión llega una semana después de que el Reino Unido anunciara que cortará las ayudas a las ONG con escándalos de acoso sexual y prostitución, tras conocerse que cooperantes de Oxfam explotaron sexualmente a mujeres, algunas menores, en Haití con dinero de la organización. En los últimos días, diarios británicos han revelado que la mancha se extiende a otras ONGs y cuestionado la regulación de este tipo de organizaciones dedicadas a la cooperación.

Un informe publicado por The Sunday TImesel fin de semana pasado afirma que al menos 120 trabajadores de organizaciones no gubernamentales fueron acusados de abusos sexuales en 2017. Oxfam registró 87 casos; Save The Children, 31; y Christian Aid, dos. Otros colectivos como la Cruz Roja en Reino Unido también aceptaron haber tenido quejas similares.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

INTERNACIONAL

La Justicia de Panamá ordena un nuevo juicio al expresidente Martinelli

Un Tribunal de Apelaciones de Panamá anuló el fallo que en agosto de 2019 declaró “no culpable” al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) de cuatro delitos relacionados con un caso de espionaje y malversación y ordenó un nuevo juicio pero solo por dos de ellos.

“Tribunal Superior de Apelaciones por mayoría acoge el Recurso de Anulación, en caso Pinchazos telefónicos y ordena se realice un nuevo juicio a solicitud de abogados querellantes y del Ministerio Público”, informó este viernes el Ministerio Público (MP, Fiscalía) .

Martinelli fue declarado “no culpable” de los delitos de interceptación de las telecomunicaciones sin autorización judicial (4 años de prisión), seguimiento y vigilancia sin autorización judicial (4 años), peculado por sustracción (10 años) y peculado de uso (3 años).

En un comunicado, el Ministerio Público precisó este viernes que en el nuevo juicio Martinelli se enfrentará a “los delitos (de) inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad” donde “figuran más de 150 víctimas entre dirigentes políticos, periodistas y sociedad civil».

Una de las supuestas víctimas de las escuchas y querellante, Mitchell Doens, criticó el fallo de anulación y dijo a Efe que la exclusión de los delitos de peculado redundaría en la posibilidad de que el expresidente nunca vaya a la cárcel aunque sea declarado culpable.

El peculado “es la prueba más fehaciente de que (Martinelli) utilizó fondos públicos para montar un sistema paralelo de espionaje” con equipos por “más de 11 millones de dólares”, y al ser eliminado ese delito quedan las acusaciones de “los pinchazos (escuchas), que de acreditársele y fallar en contra serían cuatro años (de pena), y el de seguimiento (persecución y vigilancia sin autorización judicial) que es menor».

“De manera tal que vamos a ir a un nuevo juicio, pero en ese nuevo juicio, en caso de que él salga condenado, sencillamente van a aplicarle lo que favorece siempre en estos casos a estos delincuentes, y eso trae como consecuencia que incluso no pague cárcel”, explicó Doens.

La decisión dada a conocer este viernes por el Tribunal Superior de Apelaciones “es definitiva, no puede recurrirse”, dijo a Efe el presidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA) de Panamá, Juan Carlos Araúz.

El hecho de que Martinelli se encuentre ahora conformando un nuevo partido político, el llamado Realizando Metas, no le otorga un fuero que impida que afronte el nuevo juicio, añadió Araúz.

Martinelli, de 68 años, enfrentó un complicado juicio en el caso conocido como “pinchazos”, por el que fue extraditado por Estados Unidos, donde estuvo preso un año mientras batallaba por evitar su entrega a la Justicia panameña.

El exgobernante siempre dijo que el caso de los “pinchazos” fue producto de una supuesta “persecución política” del entonces presidente panameño Juan Carlos Varela (2014-2019), quien fue su vicepresidente y canciller, en una relación política que se rompió a mediados de 2011 entre acusaciones de corrupción.

Con la carta de la persecución política, Martinelli se fue de Panamá en enero de 2015, y regresó extraditado por EE.UU. el 11 de junio de 2018, tras un año preso en una cárcel federal.

El caso judicial fue complicado, pues comenzó en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dada la investidura de diputado regional de la que gozaba Martinelli por ser un expresidente, pero terminó en la esfera ordinaria luego de que renunciara a su escaño en el parlamento centroamericano.

Martinelli enfrentó la fase final de su juzgamiento con la medida de casa por cárcel.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending