Connect with us

INTERNACIONAL

Donald Trump, arremetió ante la ONU contra las políticas de “fronteras abiertas” y pide al mundo acabar con la inmigración ilegal,

El presidente de EE.UU., Donald Trump, arremetió este martes ante la ONU contra las políticas de “fronteras abiertas” y urgió al mundo a acabar con la inmigración ilegal, defendiendo las “medidas sin precedentes” que está tomando su Gobierno.

Trump señaló la inmigración ilegal como uno de los desafíos “más críticos” a los que se enfrenta el mundo y acusó a quienes defienden la libertad de movimiento de los migrantes de estar ayudando a traficantes de personas y redes criminales.

El presidente de EE.UU. alabó la cooperación que los países vecinos están mostrando en materia migratoria y, especialmente, las acciones del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

“Quiero agradecer al presidente López Obrador de México por la gran cooperación que estamos recibiendo y por poner ahora mismo 27.000 tropas en nuestra frontera sur”, dijo Trump.

“México nos está mostrando gran respeto y yo les respeto a cambio”, añadió el dirigente estadounidense.

Trump tuvo también un mensaje directo para quienes se planteen tratar de cruzar la frontera ilegalmente. “Escuche estas palabras: no pague a los traficantes, no pague a los coyotes, no se ponga en peligro, no ponga a sus niños en peligro. Porque si llega hasta aquí, no se le va a permitir entrar, se le va a retornar rápidamente a casa y no será puesto en libertad en nuestro país”.

“Mientras yo sea presidente de Estados Unidos, vamos a aplicar nuestras leyes y proteger nuestras fronteras”, insistió.

Trump dedicó varios minutos de su discurso ante la ONU al asunto migratorio, insistiendo en que los flujos ilegales plantean problemas no solo para los países receptores, sino también para los de origen y, en especial, para las propias personas que se exponen a grandes riesgos en esas travesías.

“La migración ilegal masiva es injusta, insegura e insostenible para todos los involucrados”, dijo.

En ese sentido, acusó a “los activistas de las fronteras abiertas” de estar ayudando a organizaciones criminales y poniendo en peligro las vidas de personas inocentes.

“Cuando se mina la seguridad fronteriza se minan los derechos y la dignidad humana”, apuntó.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

INTERNACIONAL

Extraficante de drogas dice pagó soborno de 250.000 a presidente hondureño

El exjefe del cartel de los Cachiros, Devis Lionel Rivera Maradiaga, testificó ayer  que pagó un soborno de 250.000 dólares al actual presidente de Honduras Juan Orlando Hernández.

El extraficante de droga no especificó cuándo hizo ese supuesto pago. Maradiaga mencionó el dato durante el interrogatorio que le hizo un abogado en el juicio que se lleva a cabo en Nueva York a Tony Hernández, hermano del actual mandatario. Tony Hernández está acusado de tráfico de drogas.

Rivera Maradiaga testificó que sobornó a tantos políticos en Honduras a cambio de protección en el narcotráfico que “hasta Tinoco Pacheco fue sobornado”. Julián Pacheco Tinoco es el actual Ministro de Seguridad de Honduras.á               

No es la primera vez que el tema de los supuestos sobornos para la campaña de Hernández ha salido a colación en el juicio del hermano del mandatario, quien ha rechazado previamente los señalamientos.á  

Rivera Maradiaga declaró poco antes que pagó entre 500.000 y 600.000 dólares en 2009 al expresidente de Honduras, Porfirio Lobo, a cambio de que le protegiera de la extradición a Estados Unidos. Señaló que Lobo, quien gobernó entre 2010-2014, también le ayudó a lavar dinero que provenía del narcotráfico.

El extraficante, que admitió en la corte ser responsable de 78 asesinatos, habló en el séptimo día de juicio a Tony Hernández.

Rivera Maradiaga también aseguró que los líderes del cartel de los Valle Valle le dijeron en 2014 que planeaban matar al actual presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, porque éste no les respondía el teléfono después de que ellos habían ayudado a financiar su elección presidencial en la zona de El Espíritu, en Copán.

Según Rivera Maradiaga, los hermanos Valle Valle –Luis y Arnulfo– le hablaron sobre su plan de asesinato durante una reunión en El Espíritu. El extraficante aseguró que él no se planteaba colaborar en ese asesinato porque ya estaba ayudando a escondidas a la agencia antidrogas estadounidense. “Y además nunca estuvo en mis pensamientos matar al presidente de mi país”, dijo

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending