Connect with us

INTERNACIONAL

EE.UU. vende 2.370 millones de dólares en misiles a Taiwán

El Gobierno estadounidense anunció este lunes la venta a Taiwán de 100 sistemas de defensa marítima Harpoon y 400 misiles de este tipo por 2.370 millones de dólares, una transacción a la que China había advertido que respondería con sanciones.

El Gobierno del presidente Donad Trump “notificó hoy formalmente al Congreso una venta de cien Sistemas de Defensa Costera Harpoon (HCDS), incluidos 400 misiles de superficie RGM-84L-4 Harpoon Block II, por valor de 2.370 millones de dólares”, informó un funcionario del Departamento de Estado que pidió no ser identificado.

Antes incluso del anuncio, el Gobierno Chino anunció hoy la imposición de sanciones a los fabricantes de este sistema de misiles, Lockheed Martin, Boeing Defense y Raytheon.

Según el Departamento de Estado, la venta, a la que ahora deberá dar su visto bueno el Congreso de Estados Unidos, comprende material “necesario para permitirle (a Taiwán) mantener una capacidad de autodefensa suficiente».

“Si se concluye la venta, este sistema mejorará la capacidad defensiva de Taiwán, que tiene la intención de utilizar sus propios fondos para esta compra”, dijo el funcionario.

El Gobierno de Trump ha mantenido una política de enfrentamiento con China y ha dado prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taiwán, incluida la venta de armas, pese a que en 1979 Washington rompió sus relaciones con Taipéi, que se convirtieron en informales, tras reconocer a la República Popular China.

Además de una política de imposición de aranceles, la actual Administración estadounidense envió en agosto pasado a Taiwán a su secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, en la primera visita de un funcionario de más alto rango a la isla desde entonces.

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Pekín mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que debe retornar a lo que denomina la patria común.

“EE.UU. mantiene un interés permanente en la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán y considera que la seguridad de Taiwán es fundamental para la seguridad y la estabilidad de la región del Indo-Pacífico en general”, aseguró el funcionario estadounidense.

“Nuestra política de larga data sobre ventas de material de defensa a Taiwán se ha mantenido constante en siete administraciones estadounidenses diferentes y contribuye a la seguridad de Taiwán y al mantenimiento de la paz y la estabilidad en todo el Estrecho de Taiwán”, agregó.

Además de los sistemas de defensa costera Harpoon y los 400 misiles adicionales RGM-84L-4 Harpoon Block II, la venta incluye cuatro misiles de ejercicio RTM-84L-4 Harpoon Block II y 25 camiones radar, repuestos, equipo de apoyo y capacitación.

“La venta propuesta de este equipo y apoyo no alterará el equilibrio militar básico en la región”, dijo por su lado la Agencia para la Cooperación y Seguridad en Defensa de EE.UU.

Por el contrario, agregó, “ayudará a mantener la estabilidad política, el equilibrio militar, económico y el progreso de la región».

El contratista principal del sistema de misiles es la compañía Boeing, aunque las autoridades chinas han anunciado sanciones también a Lockheed Martin y Raytheon, empresas que están implicadas en la fabricación de otros equipos de armas propuestos a Taipei .

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Zhao Lijian, citado por el rotativo Global Times, anunció la imposición de sanciones contra las tres empresas por su vinculación con la venta y aseguró que las represalias también alcanzarán a “otros particulares y entidades”, aunque no especificó los detalles.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

INTERNACIONAL

La Justicia de Panamá ordena un nuevo juicio al expresidente Martinelli

Un Tribunal de Apelaciones de Panamá anuló el fallo que en agosto de 2019 declaró “no culpable” al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) de cuatro delitos relacionados con un caso de espionaje y malversación y ordenó un nuevo juicio pero solo por dos de ellos.

“Tribunal Superior de Apelaciones por mayoría acoge el Recurso de Anulación, en caso Pinchazos telefónicos y ordena se realice un nuevo juicio a solicitud de abogados querellantes y del Ministerio Público”, informó este viernes el Ministerio Público (MP, Fiscalía) .

Martinelli fue declarado “no culpable” de los delitos de interceptación de las telecomunicaciones sin autorización judicial (4 años de prisión), seguimiento y vigilancia sin autorización judicial (4 años), peculado por sustracción (10 años) y peculado de uso (3 años).

En un comunicado, el Ministerio Público precisó este viernes que en el nuevo juicio Martinelli se enfrentará a “los delitos (de) inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad” donde “figuran más de 150 víctimas entre dirigentes políticos, periodistas y sociedad civil».

Una de las supuestas víctimas de las escuchas y querellante, Mitchell Doens, criticó el fallo de anulación y dijo a Efe que la exclusión de los delitos de peculado redundaría en la posibilidad de que el expresidente nunca vaya a la cárcel aunque sea declarado culpable.

El peculado “es la prueba más fehaciente de que (Martinelli) utilizó fondos públicos para montar un sistema paralelo de espionaje” con equipos por “más de 11 millones de dólares”, y al ser eliminado ese delito quedan las acusaciones de “los pinchazos (escuchas), que de acreditársele y fallar en contra serían cuatro años (de pena), y el de seguimiento (persecución y vigilancia sin autorización judicial) que es menor».

“De manera tal que vamos a ir a un nuevo juicio, pero en ese nuevo juicio, en caso de que él salga condenado, sencillamente van a aplicarle lo que favorece siempre en estos casos a estos delincuentes, y eso trae como consecuencia que incluso no pague cárcel”, explicó Doens.

La decisión dada a conocer este viernes por el Tribunal Superior de Apelaciones “es definitiva, no puede recurrirse”, dijo a Efe el presidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA) de Panamá, Juan Carlos Araúz.

El hecho de que Martinelli se encuentre ahora conformando un nuevo partido político, el llamado Realizando Metas, no le otorga un fuero que impida que afronte el nuevo juicio, añadió Araúz.

Martinelli, de 68 años, enfrentó un complicado juicio en el caso conocido como “pinchazos”, por el que fue extraditado por Estados Unidos, donde estuvo preso un año mientras batallaba por evitar su entrega a la Justicia panameña.

El exgobernante siempre dijo que el caso de los “pinchazos” fue producto de una supuesta “persecución política” del entonces presidente panameño Juan Carlos Varela (2014-2019), quien fue su vicepresidente y canciller, en una relación política que se rompió a mediados de 2011 entre acusaciones de corrupción.

Con la carta de la persecución política, Martinelli se fue de Panamá en enero de 2015, y regresó extraditado por EE.UU. el 11 de junio de 2018, tras un año preso en una cárcel federal.

El caso judicial fue complicado, pues comenzó en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dada la investidura de diputado regional de la que gozaba Martinelli por ser un expresidente, pero terminó en la esfera ordinaria luego de que renunciara a su escaño en el parlamento centroamericano.

Martinelli enfrentó la fase final de su juzgamiento con la medida de casa por cárcel.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending