Connect with us

INTERNACIONAL

El acuerdo! El Vaticano y China alcanzan un acuerdo histórico tras romper sus relaciones diplomáticas en 1951

El Vaticano ha anunciado un acuerdo preliminar histórico con China sobre nombramiento de obispos con el fin de “favorecer un proceso de diálogo institucional, frecuente y avanzado”. Tras el anuncio dado por El Vaticano, China ha dicho que quiere mejorar relaciones con el Vaticano tras acuerdo sobre obispos, informa France Presse.

En un comunicado dice haber firmado en Pekín con las autoridades del régimen comunista un “protocolo de acuerdo provisional para el nombramiento de obispos” en China, tema de discordia desde hace décadas. Que el Papa pueda nombrar los obispos normalizaría el funcionamiento de la Iglesia Católica en China.

“El objetivo del acuerdo no es político sino pastoral”, precisó el portavoz del Vaticano, Greg Burke, no es sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Pekín y la Santa Sede, interrumpidas desde 1951 dos años después de la llegada de los comunistas al poder. “Este no es el fin del proceso. Es el comienzo”, dijo.

El convenio es fruto de una reunión en Pekín entre el subsecretario para las Relaciones de la Santa Sede con los Estados, Monseñor Antoine Camilleri, y el viceministro de asuntos exteriores de la República Popular China, Wang Chao, que ha tenido lugar este 22 de septiembre en el marco de las negociaciones entre los dos Estados para solventar las cuestión de los nombramientos a nivel episcopal, informa Europa Press.

“El acuerdo provisional antes mencionado, que es el resultado de un gradual y recíproco acercamiento, viene estipulado después de un largo proceso de negociaciones ponderadas y prevé evaluaciones periódicas de su implementación”, ha informado el Vaticano.

“Posiciones muy distintas”

“Se ha basado en el diálogo y la escucha paciente por las dos partes, aún cuando los principales actores venían de posiciones muy distintas”, ha valorado el portavoz del Vaticano Greg Burke.

El pasado abril, el gigante asiático manifestaba que su disposición a intentar solucionar sus diferencias con El Vaticano “es sincera”, pero que se mantenía firme al menos por ahora, en el principio de rechazar que el Papa nombre a los obispos en este país.

“China siempre ha sido sincera sobre la mejora de las relaciones con el Vaticano. Hemos dado pasos concretos hacia ese objetivo y tenemos un canal fluido de comunicaciones”, señaló entonces Chen Zongrong, un responsable de la Administración de Asuntos Religiosos, a Efe.

Chen precisó que Pekín busca una gestión “más democrática” de la religión católica, a fin de evitar “la dictadura de un solo hombre”, aunque sin afectar a los principios de esa fe.

En este sentido, Chen recalcó “el liderazgo” del Partido Comunista sobre los asuntos religiosos en todo el país. La llegada al poder de los comunistas supuso la expulsión del nuncio apostólico.

China tiene una iglesia católica “patriótica”, regulada por el Partido Comunista, con obispos nombrados por Pekín, aunque en asuntos teológicos no mantiene diferencias con la iglesia católica “subterránea” que se mantiene fiel al Vaticano.

Sin embargo, en los últimos años ha habido un acercamiento y ha habido nombramientos de obispos consensuadosentre ambas partes.

El documento sería una especie de concordato extraoficial similar al que el Vaticano mantiene con otros países para regular sus lazos bilaterales, pero sin la exigencia de que el Vaticano rompa sus lazos diplomáticos con Taiwán, una de las condiciones que China suele imponer a otros Estados.

En lugar de eso, Pekín se contentaría con la apertura de una oficina de coordinación del Vaticano en China. El acuerdo también daría el visto bueno de Roma a siete obispos ordenados por la Iglesia Católica china.

En China hay unos 200 millones de personas que practican alguna religión, entre las que dominan el budismo y el taoísmo. De ese total, 6 millones son católicos aunque otros estudiosos los cifran en 12 millones.

En el caso de los católicos fieles al Vaticano, muchos no están contabilizados y se reúnen en lugares no religiosos, en lo que en China se denomina “iglesias familiares”.

El anuncio de El Vaticano se produce mientras el papa Francisco se encuentra en Lituania, primer país que visita de su gira báltica que le llevará también a Letonia y Estonia.

En el viaje que durará tres días, hasta el 25 de septiembre, pretende llevar su cercanía a una Iglesia que ha sufrido durante años y que ahora necesita una nueva vitalidad.

Al papa le acompaña en este viaje el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, y 69 periodistas.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

INTERNACIONAL

Papa Francisco: el chisme es «peor» que el coronavirus

Ciudad del Vaticano.– El papa Francisco dijo el domingo que el chisme es una “plaga peor que el covid” que busca dividir a la Iglesia católica

El pontífice se desvió de su texto preparado para redoblar su frecuente queja sobre chismes dentro de las comunidades eclesiásticas e incluso dentro de la burocracia del Vaticano.

Francisco no dio detalles durante su bendición semanal, pero comentó que el diablo es el “chismoso mayor” que busca dividir a la iglesia con sus mentiras. “Por favor, hermanos y hermanas, tratemos de no chismear”, dijo.

“El chisme es una plaga peor que el covid. Peor. Hagamos un gran esfuerzo: íno chismes!”. Los comentarios de Francisco se produjeron mientras hablaba sobre un pasaje del Evangelio sobre la necesidad de corregir a los demás en privado cuando hacen algo mal.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending