Connect with us

INTERNACIONAL

El Congreso de Perú destituye al presidente Vizcarra tras aprobar el segundo pedido de vacancia en su contra

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, no superó el segundo pedido de vacancia en su contra este lunes en el Congreso, y quedó excluido del Ejecutivo. El relevo lo tomará el Presidente del Parlamento, Manuel Merino, quien deberá hacerse cargo del Gobierno hasta completar el mandato actual, que culmina el 28 de julio de 2021.

La destitución ocurre por “incapacidad moral”, mientras avanza en la Fiscalía una investigación por un presunto caso de corrupción en la construcción de un hospital, cuando era gobernador regional de Moquegua.

Tras un extenso debate de más de cuatro horas, los detractores del mandatario en el Parlamento lograron conseguir los 87 votos necesarios de los 130 posibles para avanzar con la destitución. Así, la votación final del Congreso quedó con 105 a favor de la interrupción de su mandato y 19 que se inclinaron por la continuidad.

Por su parte, Vizcarra acudió a la sede del Legislativo para exponer su defensa ante los parlamentarios: “Una vacancia incrementaría los temores sobre la institucionalidad”, sostuvo. Además, pidió al Tribunal Constitucional que se pronuncie sobre la interpretación de este recurso. En cuanto su acusación, remarcó: “No existe prueba fehaciente de delito alguno, y no la habrá, porque no he cobrado soborno alguno”. De todos modos, afirmó que dejará avanzar las investigaciones judiciales.

Esta instancia llegó tras una votación previa, cuando el Parlamento definió concretar el juicio político con 60 votos a favor, 40 en contra y 18 abstenciones. El proceso se produjo porque Vizcarra fue acusado de tener “incapacidad moral” para gobernar, en medio de las sospechas de haber recibido coimas por la instalación del centro de salud antes de ser presidente.

Igualmente, Vizcarra había solicitado adelantar la fecha de la votación final para el viernes pasado, argumentando que el caso generaba “zozobra permanente”. No obstante, la Mesa Directiva del Congreso rechazó la solicitud y resolvió sostener la jornada para el 9 de noviembre, como finalmente ocurrió.

La iniciativa del juicio político fue presentada por el legislador José Vega Antonio, secretario general del partido nacionalista Unión por el Perú UPP, quien argumentó que “el pueblo está cansado de presidentes corruptos” y llamó a iniciar “una gran cruzada para combatir la corrupción”.

Así, el jefe de Estado no pudo salir airoso de dos intentos destituyentes en menos de dos meses. El anterior, desarrollado el 18 de septiembre, fue por una presunta contratación irregular al cantante Richard Cisneros, por parte del Ministerio de Cultura.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

INTERNACIONAL

La Justicia de Panamá ordena un nuevo juicio al expresidente Martinelli

Un Tribunal de Apelaciones de Panamá anuló el fallo que en agosto de 2019 declaró “no culpable” al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) de cuatro delitos relacionados con un caso de espionaje y malversación y ordenó un nuevo juicio pero solo por dos de ellos.

“Tribunal Superior de Apelaciones por mayoría acoge el Recurso de Anulación, en caso Pinchazos telefónicos y ordena se realice un nuevo juicio a solicitud de abogados querellantes y del Ministerio Público”, informó este viernes el Ministerio Público (MP, Fiscalía) .

Martinelli fue declarado “no culpable” de los delitos de interceptación de las telecomunicaciones sin autorización judicial (4 años de prisión), seguimiento y vigilancia sin autorización judicial (4 años), peculado por sustracción (10 años) y peculado de uso (3 años).

En un comunicado, el Ministerio Público precisó este viernes que en el nuevo juicio Martinelli se enfrentará a “los delitos (de) inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad” donde “figuran más de 150 víctimas entre dirigentes políticos, periodistas y sociedad civil».

Una de las supuestas víctimas de las escuchas y querellante, Mitchell Doens, criticó el fallo de anulación y dijo a Efe que la exclusión de los delitos de peculado redundaría en la posibilidad de que el expresidente nunca vaya a la cárcel aunque sea declarado culpable.

El peculado “es la prueba más fehaciente de que (Martinelli) utilizó fondos públicos para montar un sistema paralelo de espionaje” con equipos por “más de 11 millones de dólares”, y al ser eliminado ese delito quedan las acusaciones de “los pinchazos (escuchas), que de acreditársele y fallar en contra serían cuatro años (de pena), y el de seguimiento (persecución y vigilancia sin autorización judicial) que es menor».

“De manera tal que vamos a ir a un nuevo juicio, pero en ese nuevo juicio, en caso de que él salga condenado, sencillamente van a aplicarle lo que favorece siempre en estos casos a estos delincuentes, y eso trae como consecuencia que incluso no pague cárcel”, explicó Doens.

La decisión dada a conocer este viernes por el Tribunal Superior de Apelaciones “es definitiva, no puede recurrirse”, dijo a Efe el presidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA) de Panamá, Juan Carlos Araúz.

El hecho de que Martinelli se encuentre ahora conformando un nuevo partido político, el llamado Realizando Metas, no le otorga un fuero que impida que afronte el nuevo juicio, añadió Araúz.

Martinelli, de 68 años, enfrentó un complicado juicio en el caso conocido como “pinchazos”, por el que fue extraditado por Estados Unidos, donde estuvo preso un año mientras batallaba por evitar su entrega a la Justicia panameña.

El exgobernante siempre dijo que el caso de los “pinchazos” fue producto de una supuesta “persecución política” del entonces presidente panameño Juan Carlos Varela (2014-2019), quien fue su vicepresidente y canciller, en una relación política que se rompió a mediados de 2011 entre acusaciones de corrupción.

Con la carta de la persecución política, Martinelli se fue de Panamá en enero de 2015, y regresó extraditado por EE.UU. el 11 de junio de 2018, tras un año preso en una cárcel federal.

El caso judicial fue complicado, pues comenzó en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dada la investidura de diputado regional de la que gozaba Martinelli por ser un expresidente, pero terminó en la esfera ordinaria luego de que renunciara a su escaño en el parlamento centroamericano.

Martinelli enfrentó la fase final de su juzgamiento con la medida de casa por cárcel.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending