Connect with us

INTERNACIONAL

El expresidente Álvaro Uribe será investigado por la justicia colombiana por una supuesta compra de votos

El escándalo por presunta compra de votos para favorecer la campaña presidencial de Ivan Duque pasó de ser una denuncia periodística que ha causado una tormenta política en Colombia a convertirse en una nueva investigación formal contra el expresidente y hoy senador Alvaro Uribe. La Sala de Instrucción de la Corte Suprema, la más alta instancia judicial de la juticia ordinaria, decidió abrir un expediente previo contra Uribe, mencionado en una llamada entre un difunto narcotraficante y una asesora del senador

El tribunal aseguró que lo indagará por “presuntas conductas contra los mecanismos de participación democrática”, debido a las denuncias de Gonzalo Guillén y Daniel Mendoza, periodistas que revelaron la transcripción de una llamada en la que el fallecido José Guillermo Hernández conocido como Ñeñe, y la colaboradora de Uribe, María Claudia Daza, hablaban de presunta compra de votos para la campaña presidencial de Duque, celebrada en 2018. En ella, según la investigación judicial, se mencionan tanto a Duque como a Uribe y se habla de pasar “dinero bajo de la mesa”, para conseguir votos que llevaran al uribismo de regreso a la presidencia de Colombia.

Uribe y Duque han negado que ingresaran aportaciones de Hernández a la campaña e insisten en que no sabían que el hombre, asesinado en Brasil en 2019, era un narcotraficante como lo informó la Fiscalía a mediados del año pasado. Decenas de fotos prueban que la relación era cercana y que Hernández tenía poder en círculos políticos y militares. Para la autoridad judicial, Hernández era integrante de una organización criminal y tenía bienes que eran producto de actividades de narcotráfico y era investigado por un homicidio. En medio de esas escuchas legales apareció la conversación que pone al uribismo contra las cuerdas.

Ante el creciente escándalo, la Fiscalía, encabezada por Francisco Barbosa, amigo cercano de Duque, solicitó a la Corte Suprema que adelante las investigaciones. Sin embargo, según el periodista que hizo la revelación, el documento de Barbosa está es redactado de forma incompleta y contiene falsedades “para que no lleve a nada”. “No va a pasar nada. La Fiscalía es de Uribe y la Corte le tiene pavor. Lo demás son saludos a la bandera”, escribió Guillén, quien ha denunciado seguimientos e interceptaciones en su contra y asegura que tiene los audios resguardados en el exterior.

Esta es solo uno de los casos que tiene el expresidente por diversos casos. La más avanzada, sin embargo, es una por presunta manipulación de testigos en la que el senador del Centro Democrático está formalmente vinculado al proceso por fraude procesal y sobornos

SIGUE LEYENDO
Advertisement

INTERNACIONAL

EE.UU. vende 2.370 millones de dólares en misiles a Taiwán

El Gobierno estadounidense anunció este lunes la venta a Taiwán de 100 sistemas de defensa marítima Harpoon y 400 misiles de este tipo por 2.370 millones de dólares, una transacción a la que China había advertido que respondería con sanciones.

El Gobierno del presidente Donad Trump “notificó hoy formalmente al Congreso una venta de cien Sistemas de Defensa Costera Harpoon (HCDS), incluidos 400 misiles de superficie RGM-84L-4 Harpoon Block II, por valor de 2.370 millones de dólares”, informó un funcionario del Departamento de Estado que pidió no ser identificado.

Antes incluso del anuncio, el Gobierno Chino anunció hoy la imposición de sanciones a los fabricantes de este sistema de misiles, Lockheed Martin, Boeing Defense y Raytheon.

Según el Departamento de Estado, la venta, a la que ahora deberá dar su visto bueno el Congreso de Estados Unidos, comprende material “necesario para permitirle (a Taiwán) mantener una capacidad de autodefensa suficiente».

“Si se concluye la venta, este sistema mejorará la capacidad defensiva de Taiwán, que tiene la intención de utilizar sus propios fondos para esta compra”, dijo el funcionario.

El Gobierno de Trump ha mantenido una política de enfrentamiento con China y ha dado prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taiwán, incluida la venta de armas, pese a que en 1979 Washington rompió sus relaciones con Taipéi, que se convirtieron en informales, tras reconocer a la República Popular China.

Además de una política de imposición de aranceles, la actual Administración estadounidense envió en agosto pasado a Taiwán a su secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, en la primera visita de un funcionario de más alto rango a la isla desde entonces.

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Pekín mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que debe retornar a lo que denomina la patria común.

“EE.UU. mantiene un interés permanente en la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán y considera que la seguridad de Taiwán es fundamental para la seguridad y la estabilidad de la región del Indo-Pacífico en general”, aseguró el funcionario estadounidense.

“Nuestra política de larga data sobre ventas de material de defensa a Taiwán se ha mantenido constante en siete administraciones estadounidenses diferentes y contribuye a la seguridad de Taiwán y al mantenimiento de la paz y la estabilidad en todo el Estrecho de Taiwán”, agregó.

Además de los sistemas de defensa costera Harpoon y los 400 misiles adicionales RGM-84L-4 Harpoon Block II, la venta incluye cuatro misiles de ejercicio RTM-84L-4 Harpoon Block II y 25 camiones radar, repuestos, equipo de apoyo y capacitación.

“La venta propuesta de este equipo y apoyo no alterará el equilibrio militar básico en la región”, dijo por su lado la Agencia para la Cooperación y Seguridad en Defensa de EE.UU.

Por el contrario, agregó, “ayudará a mantener la estabilidad política, el equilibrio militar, económico y el progreso de la región».

El contratista principal del sistema de misiles es la compañía Boeing, aunque las autoridades chinas han anunciado sanciones también a Lockheed Martin y Raytheon, empresas que están implicadas en la fabricación de otros equipos de armas propuestos a Taipei .

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Zhao Lijian, citado por el rotativo Global Times, anunció la imposición de sanciones contra las tres empresas por su vinculación con la venta y aseguró que las represalias también alcanzarán a “otros particulares y entidades”, aunque no especificó los detalles.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending