Connect with us

INTERNACIONAL

Hamás promete «intifada» si EEUU reconoce a Jerusalén como capital de Israel

El movimiento islamista Hamás prometió hoy en un comunicado una «escalada» de la «intifada de Jerusalén» si la administración del presidente norteamericano, Donald Trump, reconoce a la ciudad como la capital de Israel, como se rumorea que puede suceder la próxima semana.

«Viendo lo que circula en los medios de comunicación sobre la intención del presidente Trump de declarar la ciudad de Jerusalén capital eterna y unida del ocupante (…), advertimos de las consecuencias de tal decisión», decía el comunicado.

Si eso sucediera, agregaba, sería una «flagrante agresión a la ley internacional que considera a Jerusalén territorio ocupado» y un modo de legitimar «los crímenes de la judeización de la ciudad y la expulsión de los palestinos».

Hamás llamó a los palestinos a un levantamiento en Jerusalén. «Intifada de Jerusalén» es como algunos palestinos denominan a la ola de agitación y violencia que comenzó en Cisjordania y Jerusalén Este a finales de 2015.

Desde entonces, unos 43 israelíes, dos turistas norteamericanos, un eritreo, un hombre palestino y una estudiante británica murieron por ataques de palestinos, apuñalados, disparados o atropellados, y más de 270 palestinos fueron asesinados por fuego israelí, la mayoría de ellos atacantes. Sin embargo, la violencia se ha reducido significativamente en los últimos meses.

El pasado viernes la oficina del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, advirtió de los efectos potencialmente destructivos que tendría un reconocimiento así por parte de Trump, que significaría la negación de la reivindicación palestina de Jerusalén Este como la capital de su futuro Estado, informó el diario israelí «Yediot Aharonot».

El diario israelí citaba a Abás diciendo: «El reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel y el traslado de la embajada (norte)americana a Jerusalén implica el mismo nivel de peligro al futuro del proceso de paz y empuja la región a la inestabilidad».

Se supone que Trump decidirá el lunes si renovará el documento que pospone la mudanza de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, tal y como hacían sus antecesores puntualmente cada seis meses.

Desde el viernes se rumorea que el presidente norteamericano puede posponer nuevamente la mudanza de la embajada pero reconocer la ciudad como capital de Israel.

Los palestinos ven en Jerusalén Este la capital de su futuro estado y se oponen a cualquier cambio que legitime el control israelí sobre aquella parte de la ciudad, que fue capturada en 1967 durante la Guerra de los Seis Días y anexionada en 1980.

Esto no ha sido reconocido por la comunidad internacional y ningún país tiene su embajada en Jerusalén, sino en Tel Aviv, la capital comercial de Israel.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

INTERNACIONAL

La Justicia de Panamá ordena un nuevo juicio al expresidente Martinelli

Un Tribunal de Apelaciones de Panamá anuló el fallo que en agosto de 2019 declaró “no culpable” al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) de cuatro delitos relacionados con un caso de espionaje y malversación y ordenó un nuevo juicio pero solo por dos de ellos.

“Tribunal Superior de Apelaciones por mayoría acoge el Recurso de Anulación, en caso Pinchazos telefónicos y ordena se realice un nuevo juicio a solicitud de abogados querellantes y del Ministerio Público”, informó este viernes el Ministerio Público (MP, Fiscalía) .

Martinelli fue declarado “no culpable” de los delitos de interceptación de las telecomunicaciones sin autorización judicial (4 años de prisión), seguimiento y vigilancia sin autorización judicial (4 años), peculado por sustracción (10 años) y peculado de uso (3 años).

En un comunicado, el Ministerio Público precisó este viernes que en el nuevo juicio Martinelli se enfrentará a “los delitos (de) inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad” donde “figuran más de 150 víctimas entre dirigentes políticos, periodistas y sociedad civil».

Una de las supuestas víctimas de las escuchas y querellante, Mitchell Doens, criticó el fallo de anulación y dijo a Efe que la exclusión de los delitos de peculado redundaría en la posibilidad de que el expresidente nunca vaya a la cárcel aunque sea declarado culpable.

El peculado “es la prueba más fehaciente de que (Martinelli) utilizó fondos públicos para montar un sistema paralelo de espionaje” con equipos por “más de 11 millones de dólares”, y al ser eliminado ese delito quedan las acusaciones de “los pinchazos (escuchas), que de acreditársele y fallar en contra serían cuatro años (de pena), y el de seguimiento (persecución y vigilancia sin autorización judicial) que es menor».

“De manera tal que vamos a ir a un nuevo juicio, pero en ese nuevo juicio, en caso de que él salga condenado, sencillamente van a aplicarle lo que favorece siempre en estos casos a estos delincuentes, y eso trae como consecuencia que incluso no pague cárcel”, explicó Doens.

La decisión dada a conocer este viernes por el Tribunal Superior de Apelaciones “es definitiva, no puede recurrirse”, dijo a Efe el presidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA) de Panamá, Juan Carlos Araúz.

El hecho de que Martinelli se encuentre ahora conformando un nuevo partido político, el llamado Realizando Metas, no le otorga un fuero que impida que afronte el nuevo juicio, añadió Araúz.

Martinelli, de 68 años, enfrentó un complicado juicio en el caso conocido como “pinchazos”, por el que fue extraditado por Estados Unidos, donde estuvo preso un año mientras batallaba por evitar su entrega a la Justicia panameña.

El exgobernante siempre dijo que el caso de los “pinchazos” fue producto de una supuesta “persecución política” del entonces presidente panameño Juan Carlos Varela (2014-2019), quien fue su vicepresidente y canciller, en una relación política que se rompió a mediados de 2011 entre acusaciones de corrupción.

Con la carta de la persecución política, Martinelli se fue de Panamá en enero de 2015, y regresó extraditado por EE.UU. el 11 de junio de 2018, tras un año preso en una cárcel federal.

El caso judicial fue complicado, pues comenzó en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dada la investidura de diputado regional de la que gozaba Martinelli por ser un expresidente, pero terminó en la esfera ordinaria luego de que renunciara a su escaño en el parlamento centroamericano.

Martinelli enfrentó la fase final de su juzgamiento con la medida de casa por cárcel.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending