Connect with us

INTERNACIONAL

Mueren los 176 pasajeros de un avión de Ucrania que se estrella en Irán

Un avión ucranio se ha estrellado durante la madrugada de este miércoles cerca del aeropuerto internacional Imán Jomeini, situado a 30 kilómetros al sur de Teherán. En la aeronave, un Boeing 737, viajaban 176 personas entre pasajeros y tripulantes de la aerolínea Ukraine Internacional Airlines (UIA). El aparato se ha desplomado poco después de despegar de la capital de Irán debido a problemas técnicos, de acuerdo con Reuters que ha citado a la agencia Fars, y en una noche que ha quedado marcada por el bombardeo del Gobierno iraní a dos bases en Irak donde están desplegadas tropas estadounidenses. La Embajada de Ucrania en Irán ha confirmado que el avión ha sufrido un fallo en el motor y ha descartado que se trate de una acción terrorista.

El ministro de Exteriores de Ucrania, Vadym Prystaïko, ha detallado en Twitter la nacionalidad de los ocupantes: “Actualmente conocemos la siguiente información sobre los países de origen del accidente: Irán (82); Canadá (63); Ucrania (2 + 9 de tripulación); Suecia (10); Afganistán (4); Alemania (3); Reino Unido (3). Expresamos nuestras condolencias. Las autoridades ucranianas continúan investigando”, ha indicado. La Media Luna Roja, por su lado, ha descartado rápidamente hallar supervivientes debido a la magnitud del choque.

Cuatro portavoces de la aerolínea han asegurado por su parte que el avión era uno “de los mejores de su flota” y que los pilotos tenían “mucha experiencia”, según recoge Reuters de una conferencia de prensa oficial celebrada en Kiev, donde se ha informado también de que no había señales de que algo estuviera mal antes de que la nave despegara del aeropuerto y de que la última vez que se le realizó el mantenimiento fue el 6 de enero.

Boeing, el fabricante de la aeronave, ha sufrido problemas por la suspensión del regulador de la aviación civil de Estados Unidos del 737 MAX, su modelo más vendido. Pero por las complicaciones en la seguridad detectadas tras los accidentes de dos aparatos en 2019, uno de Ethiopian Airlines y otro de Lion Air, que se cobraron la vida de 376 personas, se ha provocado una pérdida de un 25% del valor de la compañía en Bolsa en los últimos 10 meses del pasado año. Una investigacion de The New York Times publicada este lunes alertaba de que Boeing encontró nuevos riesgos para la seguridad en este modelo.

Las autoridades iraníes aún no han dado más información sobre el saldo ni las causas del siniestro, aunque la aclaración sobre los fallos técnicos de la aeronave hace menos factible que el accidente esté relacionado con el conflicto entre Washington y Teherán tras el asesinato del general iraní Qasen Soleimani el pasado viernes, que disparó la tensión en la región. Este miércoles, varias líneas aéreas han informado de que evitarán sobrevolar el espacio aéreo de Irán e Irak tras el ataque iraní sobre dos bases estadounidenses en suelo iraquí. La Administración Federal de EE UU (FAA) ha prohibido a todas las compañías de ese país volar sobre Irán e Irak, y aerolíneas de Canadá, India, Dubái, Singapur, Australia, o Corea del Sur se han sumado a la medida de precaución.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

INTERNACIONAL

EE.UU. vende 2.370 millones de dólares en misiles a Taiwán

El Gobierno estadounidense anunció este lunes la venta a Taiwán de 100 sistemas de defensa marítima Harpoon y 400 misiles de este tipo por 2.370 millones de dólares, una transacción a la que China había advertido que respondería con sanciones.

El Gobierno del presidente Donad Trump “notificó hoy formalmente al Congreso una venta de cien Sistemas de Defensa Costera Harpoon (HCDS), incluidos 400 misiles de superficie RGM-84L-4 Harpoon Block II, por valor de 2.370 millones de dólares”, informó un funcionario del Departamento de Estado que pidió no ser identificado.

Antes incluso del anuncio, el Gobierno Chino anunció hoy la imposición de sanciones a los fabricantes de este sistema de misiles, Lockheed Martin, Boeing Defense y Raytheon.

Según el Departamento de Estado, la venta, a la que ahora deberá dar su visto bueno el Congreso de Estados Unidos, comprende material “necesario para permitirle (a Taiwán) mantener una capacidad de autodefensa suficiente».

“Si se concluye la venta, este sistema mejorará la capacidad defensiva de Taiwán, que tiene la intención de utilizar sus propios fondos para esta compra”, dijo el funcionario.

El Gobierno de Trump ha mantenido una política de enfrentamiento con China y ha dado prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taiwán, incluida la venta de armas, pese a que en 1979 Washington rompió sus relaciones con Taipéi, que se convirtieron en informales, tras reconocer a la República Popular China.

Además de una política de imposición de aranceles, la actual Administración estadounidense envió en agosto pasado a Taiwán a su secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, en la primera visita de un funcionario de más alto rango a la isla desde entonces.

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Pekín mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que debe retornar a lo que denomina la patria común.

“EE.UU. mantiene un interés permanente en la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán y considera que la seguridad de Taiwán es fundamental para la seguridad y la estabilidad de la región del Indo-Pacífico en general”, aseguró el funcionario estadounidense.

“Nuestra política de larga data sobre ventas de material de defensa a Taiwán se ha mantenido constante en siete administraciones estadounidenses diferentes y contribuye a la seguridad de Taiwán y al mantenimiento de la paz y la estabilidad en todo el Estrecho de Taiwán”, agregó.

Además de los sistemas de defensa costera Harpoon y los 400 misiles adicionales RGM-84L-4 Harpoon Block II, la venta incluye cuatro misiles de ejercicio RTM-84L-4 Harpoon Block II y 25 camiones radar, repuestos, equipo de apoyo y capacitación.

“La venta propuesta de este equipo y apoyo no alterará el equilibrio militar básico en la región”, dijo por su lado la Agencia para la Cooperación y Seguridad en Defensa de EE.UU.

Por el contrario, agregó, “ayudará a mantener la estabilidad política, el equilibrio militar, económico y el progreso de la región».

El contratista principal del sistema de misiles es la compañía Boeing, aunque las autoridades chinas han anunciado sanciones también a Lockheed Martin y Raytheon, empresas que están implicadas en la fabricación de otros equipos de armas propuestos a Taipei .

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Zhao Lijian, citado por el rotativo Global Times, anunció la imposición de sanciones contra las tres empresas por su vinculación con la venta y aseguró que las represalias también alcanzarán a “otros particulares y entidades”, aunque no especificó los detalles.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending