Connect with us

INTERNACIONAL

Renzi dimite tras la derrota del Partido Democrático y anuncia que pasará a la oposición

El secretario general de Partido Democrático (PD) ha presentado este lunes su renuncia al frente de la principal formación del centroizquierda italiano, relegada a tercera fuerza política en el Parlamento, con un respaldo del 20% de los apoyos tras las elecciones celebradas este domingo. “Hay que abrir una nueva época en el PD”, ha dicho durante una rueda de prensa sin preguntas en la sede de la formación desde donde ha llamado a una Asamblea Nacional del partido para elegir a un nuevo líder. Además, Renzi ha confirmado que el hasta ahora gobernante PD pasará a la oposición porque se niega, ha dicho, a pactar con nadie y menos aún con los “extremistas”, “antisistema” y “antieuropeos”, como ha calificado el florentino, del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga, las dos formaciones más votadas.

Como ya hiciera tras la dura derrota cosechada en el referéndum constitucional de 2016, larga antesala del fiasco electoral de este domingo, Renzi se ha alzado con coherencia desde via Nazareno, sede en Roma del partido, y ha presentado su dimisión, maniatado por la irrelevancia a la que ha sumido a su formación, tan solo cinco años después de que el entonces líder del PD, Pier Luigi Bersani, se hiciera con la victoria tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

“Dejo el mando del Partido Democrático”, ha dicho Renzi, de 43 años esta tarde en una comparecencia pública en la que ha explicado que convocará un congreso para elegir al nuevo líder el partido. El político se ha quedado sin margen. Dentro de los escenarios imaginables que se podrían haber dado tras el 4 de marzo, uno de ellos respondía al nombre de Renzisconi (Renzi y Berlusconi). Hubiera sido el teatro político preferido por los moderados, una gran coalición a la alemana de PD y Forza Italia, formación de centroderecha bajo la dirección de Silvio Berlusconi. Pero el lento recuento de la madrugada fue sumiendo el rojo del PD a un lugar residual en el mapa político de Italia —más si cabe tras la derrota en las municipales del pasado verano—. Ahora “tenemos que recuperar terreno y trabajar en las calles”, concedió el florentino.

La victoria del M5S de Luigi di Maio, y el gran crecimiento de la Liga de Matteo Salvini, encerraron al PD en un callejón sin salida, sin cartas que jugar en la partida que se abre ahora con el presidente Sergio Mattarella. Di Maio, que durante la precampaña había prometido no aliarse con nadie, ha dicho este mismo lunes tras conocer el éxito cosechado que está “dispuesto a empezar conversaciones con todos”. El M5S es una amalgama de formaciones de diferente ideología que surgió como partido protesta.

Muchos han acusado a Renzi de arrogancia. Y sin duda esto le puede haber pasado factura. Es esa mueca de media sonrisa, de joven político sobradamente preparado —lleva 14 años ejerciendo la actividad pública— que ha rozado casi todo en el poder, la que quizá le ha costado la distancia con el elector. A partir de este lunes pasará a ser un “simple senador por Florencia”, según declaró él mismo.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

INTERNACIONAL

La Justicia de Panamá ordena un nuevo juicio al expresidente Martinelli

Un Tribunal de Apelaciones de Panamá anuló el fallo que en agosto de 2019 declaró “no culpable” al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) de cuatro delitos relacionados con un caso de espionaje y malversación y ordenó un nuevo juicio pero solo por dos de ellos.

“Tribunal Superior de Apelaciones por mayoría acoge el Recurso de Anulación, en caso Pinchazos telefónicos y ordena se realice un nuevo juicio a solicitud de abogados querellantes y del Ministerio Público”, informó este viernes el Ministerio Público (MP, Fiscalía) .

Martinelli fue declarado “no culpable” de los delitos de interceptación de las telecomunicaciones sin autorización judicial (4 años de prisión), seguimiento y vigilancia sin autorización judicial (4 años), peculado por sustracción (10 años) y peculado de uso (3 años).

En un comunicado, el Ministerio Público precisó este viernes que en el nuevo juicio Martinelli se enfrentará a “los delitos (de) inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad” donde “figuran más de 150 víctimas entre dirigentes políticos, periodistas y sociedad civil».

Una de las supuestas víctimas de las escuchas y querellante, Mitchell Doens, criticó el fallo de anulación y dijo a Efe que la exclusión de los delitos de peculado redundaría en la posibilidad de que el expresidente nunca vaya a la cárcel aunque sea declarado culpable.

El peculado “es la prueba más fehaciente de que (Martinelli) utilizó fondos públicos para montar un sistema paralelo de espionaje” con equipos por “más de 11 millones de dólares”, y al ser eliminado ese delito quedan las acusaciones de “los pinchazos (escuchas), que de acreditársele y fallar en contra serían cuatro años (de pena), y el de seguimiento (persecución y vigilancia sin autorización judicial) que es menor».

“De manera tal que vamos a ir a un nuevo juicio, pero en ese nuevo juicio, en caso de que él salga condenado, sencillamente van a aplicarle lo que favorece siempre en estos casos a estos delincuentes, y eso trae como consecuencia que incluso no pague cárcel”, explicó Doens.

La decisión dada a conocer este viernes por el Tribunal Superior de Apelaciones “es definitiva, no puede recurrirse”, dijo a Efe el presidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA) de Panamá, Juan Carlos Araúz.

El hecho de que Martinelli se encuentre ahora conformando un nuevo partido político, el llamado Realizando Metas, no le otorga un fuero que impida que afronte el nuevo juicio, añadió Araúz.

Martinelli, de 68 años, enfrentó un complicado juicio en el caso conocido como “pinchazos”, por el que fue extraditado por Estados Unidos, donde estuvo preso un año mientras batallaba por evitar su entrega a la Justicia panameña.

El exgobernante siempre dijo que el caso de los “pinchazos” fue producto de una supuesta “persecución política” del entonces presidente panameño Juan Carlos Varela (2014-2019), quien fue su vicepresidente y canciller, en una relación política que se rompió a mediados de 2011 entre acusaciones de corrupción.

Con la carta de la persecución política, Martinelli se fue de Panamá en enero de 2015, y regresó extraditado por EE.UU. el 11 de junio de 2018, tras un año preso en una cárcel federal.

El caso judicial fue complicado, pues comenzó en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dada la investidura de diputado regional de la que gozaba Martinelli por ser un expresidente, pero terminó en la esfera ordinaria luego de que renunciara a su escaño en el parlamento centroamericano.

Martinelli enfrentó la fase final de su juzgamiento con la medida de casa por cárcel.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending