Connect with us

INTERNACIONAL

Cámara de Representantes aprueba juicio político a Donald Trump

Washington, DC. La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó anoche el cargo de obstrucción al Congreso contra el presidente Donald Trump, después de que diera luz verde a la acusación de abuso de poder, con lo que el mandatario será sometido a un juicio político en el Senado.

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó con 229 votos a favor, 198 en contra y una abstención imputar el cargo político de obstrucción al Congreso contra Trump. Minutos antes, se había celebrado una votación similar en el hemiciclo sobre el cargo de abuso de poder, que también salió adelante con 230 apoyos frente a 197 votos en contra y una abstención. Para abrir un juicio político al presidente en el Senado bastaba con que la Cámara Baja apoyara uno de los dos cargos.

De esta manera, Trump se convierte en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos que se someterá a un “impeachment”, término con el que se conoce en inglés el juicio político, tras Bill Clinton (1993-2001) y Andrew Johnson (1865-1869). A lo largo del día de hoy, la Cámara ha escuchado los argumentos de una y otra bancada a favor y en contra de abrir a Trump un juicio político. Ahora el proceso pasará al Senado, donde se espera que se celebre “impeachment” al mandatario a partir de enero. Allí los republicanos mantienen el control por un ligero margen, de 53 frente a 47, a lo que se suma que el juicio político exige además una mayoría de dos tercios, por lo que la destitución de Trump parece improbable.

En septiembre, los demócratas anunciaron el inicio de una investigación para abrir un proceso de destitución a Trump, después de que un informante revelara a los servicios de Inteligencia el contenido de una conversación telefónica en julio entre el presidente y su homólogo de Ucrania, Volodímir Zelenski.

En esa llamada, el gobernante estadounidense presionó al ucraniano para que abriera pesquisas contra su rival político y exvicepresidente, el demócrata Joe Biden -actual precandidato de su partido a las elecciones de 2020-, y su hijo Hunter por supuesta corrupción en ese país. De inmediato, Trump dijo que los cargos en su contra aprobados por la Cámara de Representantes para iniciar un “impeachment” suponen un “suicidio” político y una “eterna marca de vergüenza” para los demócratas. A través de sus acciones depravadas de hoy, los locos demócratas de Nancy Pelosi se han señalado con una marca eterna de vergüenza”, dijo Trump en referencia a la presidenta de la Cámara Baja en un mitin en Battle Creek (Michigan), minutos después de que se aprobaran los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso en su contra.

¿Qué es un juicio político?

A grandes rasgos, un juicio político es un proceso mediante el cual el poder Legislativo puede destituir a un presidente si considera que ha cometido un crimen. Según refleja la Constitución estadounidense, el presidente, el vicepresidente y todos los funcionarios civiles “serán destituidos de su cargo por acusación y condena por traición, soborno u otros crímenes y delitos menores”. Dada la amplitud de la definición, el Congreso puede iniciar el proceso debido a una actividad criminal, abuso de poder o cualquier otra presunta infracción.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

INTERNACIONAL

EE.UU. vende 2.370 millones de dólares en misiles a Taiwán

El Gobierno estadounidense anunció este lunes la venta a Taiwán de 100 sistemas de defensa marítima Harpoon y 400 misiles de este tipo por 2.370 millones de dólares, una transacción a la que China había advertido que respondería con sanciones.

El Gobierno del presidente Donad Trump “notificó hoy formalmente al Congreso una venta de cien Sistemas de Defensa Costera Harpoon (HCDS), incluidos 400 misiles de superficie RGM-84L-4 Harpoon Block II, por valor de 2.370 millones de dólares”, informó un funcionario del Departamento de Estado que pidió no ser identificado.

Antes incluso del anuncio, el Gobierno Chino anunció hoy la imposición de sanciones a los fabricantes de este sistema de misiles, Lockheed Martin, Boeing Defense y Raytheon.

Según el Departamento de Estado, la venta, a la que ahora deberá dar su visto bueno el Congreso de Estados Unidos, comprende material “necesario para permitirle (a Taiwán) mantener una capacidad de autodefensa suficiente».

“Si se concluye la venta, este sistema mejorará la capacidad defensiva de Taiwán, que tiene la intención de utilizar sus propios fondos para esta compra”, dijo el funcionario.

El Gobierno de Trump ha mantenido una política de enfrentamiento con China y ha dado prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taiwán, incluida la venta de armas, pese a que en 1979 Washington rompió sus relaciones con Taipéi, que se convirtieron en informales, tras reconocer a la República Popular China.

Además de una política de imposición de aranceles, la actual Administración estadounidense envió en agosto pasado a Taiwán a su secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, en la primera visita de un funcionario de más alto rango a la isla desde entonces.

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Pekín mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que debe retornar a lo que denomina la patria común.

“EE.UU. mantiene un interés permanente en la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán y considera que la seguridad de Taiwán es fundamental para la seguridad y la estabilidad de la región del Indo-Pacífico en general”, aseguró el funcionario estadounidense.

“Nuestra política de larga data sobre ventas de material de defensa a Taiwán se ha mantenido constante en siete administraciones estadounidenses diferentes y contribuye a la seguridad de Taiwán y al mantenimiento de la paz y la estabilidad en todo el Estrecho de Taiwán”, agregó.

Además de los sistemas de defensa costera Harpoon y los 400 misiles adicionales RGM-84L-4 Harpoon Block II, la venta incluye cuatro misiles de ejercicio RTM-84L-4 Harpoon Block II y 25 camiones radar, repuestos, equipo de apoyo y capacitación.

“La venta propuesta de este equipo y apoyo no alterará el equilibrio militar básico en la región”, dijo por su lado la Agencia para la Cooperación y Seguridad en Defensa de EE.UU.

Por el contrario, agregó, “ayudará a mantener la estabilidad política, el equilibrio militar, económico y el progreso de la región».

El contratista principal del sistema de misiles es la compañía Boeing, aunque las autoridades chinas han anunciado sanciones también a Lockheed Martin y Raytheon, empresas que están implicadas en la fabricación de otros equipos de armas propuestos a Taipei .

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Zhao Lijian, citado por el rotativo Global Times, anunció la imposición de sanciones contra las tres empresas por su vinculación con la venta y aseguró que las represalias también alcanzarán a “otros particulares y entidades”, aunque no especificó los detalles.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending