Connect with us

PRINCIPALES

En España! Felipe González exige a Pedro Sánchez que pacte con la oposición las medidas contra el coronavirus

  • El ex presidente del Gobierno Felipe González considera que el Gobierno “tiene que contar con todas las fuerzas políticas para llegar al máximo consenso” en las medidas que hay que tomar en la crisis del coronavirus y, por lo tanto, cree que “no tiene ningún sentido” que el Parlamento esté paralizado. 

De la misma manera, cree que debe mantenerse un diálogo “permanente” con los interlocutores sociales y avisa que “los gestos de menosprecio” restan “capacidad de presente y de futuro”. Es más, subraya que no habrá empleo sin empleadores “ni las empresas privadas podrán ser sustituidas por la tentación estatalizadora”. 

En un artículo  en El País, bajo el título El interés general y el papel del Estado, que ha recogido Europa Press, González asegura que en situaciones como las actuales, de “extrema excepcionalidad, es “importante reflexionar sobre dos elementos esenciales de la democracia: la defensa del interés general y la dimensión política que existe en toda crisis”.

El primer punto, según explica, “atañe muy principalmente al Gobierno central, que tiene que actuar siempre, y muy precisamente, en defensa de ese interés general”. Y para ello, recuerda que la propia Constitución dispone en su artículo 128que “la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”. 

El ex presidente señala que las constituciones europeas, entre ellas la española, hacen “compatible la economía de mercado con lo que se vino a llamar la “economía social de mercado”. “En España no se puede aludir al artículo 128 sin reconocer y cumplir con el resto de principios constitucionales”, subraya. 

González considera que el “enorme desafío”, tanto sanitario como económico-social, “cargado de incertidumbres”, que plantea la pandemia exige que el Estado “asuma ese papel previsto en el artículo 128 de la Constitución, respetando todo su contenido” y respondiendo “a la defensa del interés general”. 

CRISIS SOCIOECONÓMICA

El ex presidente resalta que “la prioridad indiscutible es la defensa de la salud de los ciudadanos” y no comparte que “se contraponga salud y economía, como un dilema que no admita escapatoria”. A su juicio, un tratamiento decidido de lucha contra la pandemia “es coherente con la defensa del interés general” y “la mejor forma de combatir la crisis socioeconómica” que provoca esta pandemia.

Así, señala que cuanto antes acaben con el virus, “más fácil será salir de la emergencia económica y social”. Por eso, cree que el interés general debe llevar a tomar todas las medidas sanitarias para frenar y superar la pandemia y “todas las que preserven al máximo” el aparato productivo “para que la salida socioeconómica sea eficiente”. 

“Si no somos capaces de poner en valor nuestro tejido empresarial, desde el autónomo, pasando por las pymes y las cooperativas, hasta las grandes empresas de todos los sectores, interpretamos mal, o sectariamente, el interés general que invocamos”, dice, para añadir que el tejido productivo del que depende el empleo y el bienestar es un “gran entramado interdependiente, con protagonistas privados y públicos a los que hay que defender y ayudar a superar este desafío”. 

Por eso, resalta que el “primer requerimiento de la acción de gobierno en la dimensión socioeconómica es el diálogo permanente con los interlocutores sociales” y añade que “no se trata de sustituir a los actores económicos y sociales” porque eso llevaría “a fracasos ya constatados”. A su entender, se trata de “avanzar en decisiones que permitan salir de la crisis sanitaria, lanzando la actividad con el menor daño para empresas y trabajadores”.

En este sentido, cree que “los gestos de menosprecio, cuando no de agresiones injustificadas, restan capacidad de presente y de futuro”, ya que, según argumenta, las empresas tienen un conocimiento mucho más preciso de la realidad en la que se mueven y los sindicatos también viven directamente esa realidad y son “imprescindibles” para que el diálogo “sea fructífero”. 

“MEDIOS PÚBLICOS Y PRIVADOS”

González sostiene que el interés general obliga a combatir la pandemia para preservar la salud de los ciudadanos, “con todos los medios disponibles, públicos y privados, como prioridad absoluta”, y a defender el aparato productivo “sin escatimar esfuerzos” para “mantener el empleo y la recuperación de la actividad plena” de las empresas “lo antes posible”. 

“No habrá empleo sin empleadores, ni las empresas privadas podrán ser sustituidas por la tentación estatalizadora que nos conduciría al fracaso. Nada hay más equivocado en esta emergencia que buscar culpables en lugar de sumar esfuerzos”, advierte, en un mensaje velado al presidente Pedro Sánchez. 

Por eso, afirma que en situaciones de crisis como la actual “el Gobierno tiene que contar con todas las fuerzas políticas para llegar al máximo consenso en las medidas que hay que implementar”. A su entender, el pluralismo político “está representado en el Parlamento y no tiene ningún sentido que esté paralizado”, dado que es ahí donde se produce el diálogo.

De la misma manera considera que necesitan que las decisiones de carácter general se coordinen con los responsables autonómicos y con los ayuntamientos. “Las disposiciones de carácter general, dirigidas a todos los ciudadanos del Estado, serán mucho más eficaces, tanto en su elaboración como en su ejecución, si se cuenta con las administraciones que están más próximas a su realidad”, indica, para recordar que en eso consiste el principio de subsidiaridad que rige en países como España y en la UE.

PRINCIPALES

La Senadora Faride Raful cede a las criticas y renuncia al “barrilito”

La senadora del Distrito Nacional, Faride Raful, cede a las criticas y anuncia que renuncia al fondo de asistentcia social, conocido como “barrilito”.

“El barrilito es una distorsión del sistema. Siempre hemos mantenido esa crítica debido a su uso discrecional, clientelar y apartado de las funciones del legislador. Razón por la cual dispusimos que estos fondos sirvieran para la creación de una oficina técnico legislativo, con miras a mejorar nuestras tareas senatoriales de legislar, fiscalizar y representar. No obstante, luego de escuchar la opinión de diversos sectores de la sociedad y de nuestros electores hemos decidido eliminar el uso de estos fondos discrecionales”, dijo.

Durante una rueda de prensa, la senadora dijo que explorarán la forma de mantener el equipo por medios alternos, no manejados por la Senaduría del Distrito Nacional. “Esto, debido a que entendemos que la oficina es necesaria para la elaboración de proyectos de leyes que requiera nuestro electorado, para el análisis e investigación de cada uno de los proyectos que tengamos a bien conocer como miembros de las 11 comisiones a las que pertenecemos, así como también en el rol de fiscalización y formulación de la reforma y modernización que amerita el Senado de la República.

Raful había indicado que los fondos de gestión provincial senatorial, conocidos popularmente como ‘barrilito’ que serían destinados a su circunscripción no han sido usados por ella para asistencia social, más bien fueron destinados a la “Oficina Técnica Legislativa del Distrito Nacional”.

La aclaración surge luego de que la representante del Distrito en el Senado de la República, indicara que había renunciado al dinero y luego circulara en las redes y medios de comunicación, que en el mes de septiembre esa circunscripción recibió RD$1, 059,000.00 del ´barrilito´.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending