Connect with us

TECNOLOGÍA

Apple presenta los principales cambios para los nuevos móviles iPhone y los relojes inteligentes

Apple ha presentado este miércoles en su sede de Cupertino (California) los principales cambios para los nuevos móviles iPhone y los relojes inteligentes. La innovación principal de los teléfonos está en su interior, con procesadores capaces de realizar cinco billones de operaciones por segundo.

Tim Cook, el consejero delegado de la compañía, alardeó de los 500 millones de visitantes al año que reciben anualmente las tiendas de la marca. De ellas han salido 2.000 millones de aparatoscon el sistema operativo iOS.

La velocidad de los procesadores no solo beneficiará a la apertura de aplicaciones sino también a la fluidez de la multitarea, que cada vez será más protagonista en las funciones invisibles para el usuario que se realizan constantemente en algoritmos de inteligencia artificial para realizar multitud de acciones, como tomar una foto.

En este sentido, el nuevo procesador A12 permite mejorar aspectos de la cámara del iPhone Xs como el rango dinámico (HDR), que logra imágenes con más detalle tanto en las zonas oscuras como en las claras de la imagen así como en el modo retrato. Además, adopta un sensor más grande con píxeles de 1,4 micrómetros.

Jeff Williams, responsable del reloj, mostró la nueva generación, la cuarta. El Watch Series 4 es más fino y potente que el anterior pero con una pantalla un 30% más grande. Los de Cupertino han puesto el acento en la salud. Su giroscopio servirá para detectar caídas al instante y avisará. “Conocemos los patrones de movimiento previos. Si el reloj lo detecta y ve que no hay movimiento, llama a emergencias y al contacto de confianza. Esperamos que nunca tengas que usarlo”, afirmó.

Williams explicó, ante más de 400 asistentes y millones de seguidores a través de Internet, que el reloj será capaz de hacer electrocardiogramas para facilitar el diagnóstico de anomalías.

Ivor J. Benjamin, presidente de la Asociación Americana del Corazón, subió al escenario para remarcar la relevancia de este avance: “Normalmente, los pacientes no dan toda la información. Así podremos tener mucho más datos que permitan prevenir ataques graves”.

El nuevo reloj no es esférico, pero sí tiene los bordes remozados. Las esquinas redondeadas sirven para personificar notificaciones. El reto es mostrar más información.

Siri, el asistente de voz de la compañía, también cobra protagonismo. Prometen mejor sonido en las llamadas y, como novedad, podcasts en la muñeca. Apple inventó el género, de ahí el nombre, en referencia al iPod ya jubilado. Ahora quiere impulsar una aplicación específica para escuchar programas sin necesidad de llevar el iPhone en el bolsillo. La batería, en cambio, mantiene la misma duración que el modelo actual, alrededor de un día de autonomía.

Llegará en tres acabados y con un precio de entrada de 399 dólares. El modelo anterior se queda en 279 dólares (unos 240 euros). Llegará a España en la primera hornada. Las reservas se abren este viernes y sale a la venta el día 21. La versión con 4G estará disponible con Vodafone y Orange, pero no con Telefónica, cuyo consejero delegado José María Álvarez-Pallete estuvo entre los 404 asistentes al evento.

Realidad aumentada

La realidad aumentada cobró protagonismo. Apple no tiene gafas, como Magic Leap, pero sí algunas experiencias prometedoras que combinan la realidad con información superpuesta. Steve Nash, jugador de baloncesto, demostró cómo se puede usar para mejorar la técnica de tiro libre que tanto le costó en sus inicios. “Con el nuevo iPhone se puede mejorar. Desde luego, hay que practicar a diario, pero la información que se toma con la aplicación HomeCourt es un gran avance”, dijo en el escenario.

No hubo anuncios inesperados. Ni nuevo Airpods ni Airpower. Los auriculares y la superficie de carga, mostrada el año pasado, tendrán que esperar. Apple se queda en la renovación de lo conocido, pero sin la magia de nuevas categorías de producto.

SIGUE LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Your email address will not be published.

TECNOLOGÍA

Hyperloop ya tiene su primera cápsula de viajeros

Hyperloop, el tren supersónico del futuro que viajará por un tubo al vacío sensorizado y alcanzará una velocidad superior a los 1.200 kilómetros por hora, ya tiene su primera cápsula de viajeros, un hito de ingeniería que ha logrado la multinacional de origen gaditano Carbures.

Esta primera cápsula de viajeros de tamaño real del tren del futuro será presentada el próximo martes en la planta de Carbures de El Puerto de Santamaría (Cádiz) como «un hito empresarial nacional y mundial» por el presidente y fundador de Carbures, Rafael Contreras, y el consejero delegado de Hyperloop Transportation Technologies, Dirk Dirk Ahlborn.

La construcción de esta primera cápsula de viajeros supone de hecho un gran paso para este innovador proyecto de tren supersónico que podría cubrir en tan solo una hora la distancia entre Cádiz y Barcelona.

Para desarrollar este tren, basado en una idea del visionario tecnológico Elon Musk, fundador de PayPal, la compañía espacial SpaceX y la empresa de vehículos eléctricos de alta gama Tesla Motors, la californiana HTT emplea a más de 800 profesionales de 44 compañías en 38 países diferentes dentro de un proyecto cuya inversión es superior a los cien millones de dólares.

Carbures es el único fabricante español que trabaja en este innovador proyecto. La multinacional de origen gaditano, nacida hace 16 años dentro de una colaboración entre la Universidad de Cádiz y Airbus, se ha convertido en un referente mundial en la ingeniería y fabricación de piezas de la fibra de carbono para el sector aeronáutico, la automoción, la obra civil.

Carbures tiene una alianza estratégica con HTT para desarrollar tanto el primer prototipo de una cápsula de transporte de viajeros, que ha construido en su planta de Jerez de la Frontera y ensamblado en la de El Puerto de Santa María, y también del prototipo del tubo por el que viajará el tren.

Un año de trabajo

El primer prototipo de tubo se diseña para unir Dubái con Abu Dabi, con una estructura dotada de miles de sensores que permitirán medir cualquier deformación o estrés en los materiales y reaccionar al instante ante cualquier anomalía, como las que se podrían derivar de las variaciones de temperatura de hasta 50 grados que se registran en el desierto entre las dos ciudades en la que se va a instalar.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending