Connect with us

TECNOLOGÍA

Bill Gates abandona su puesto en la junta directiva de Microsoft

Bill Gates ha anunciado este viernes que abandona su puesto en la junta directiva de Microsoft para concentrarse aún más en sus labores filantrópicas al frente de la organización que lleva su nombre y el de su mujer, la Bill and Melinda Gates Foundation. Además, el millonario de 64 años ha comunicado que deja su puesto en la junta directiva de Berkshire Hathaway, el conglomerado de empresas que lidera su amigo Warren Buffett. 

“He tomado la decisión de dejar mi puesto en ambas juntas directivas -Microsoft y Berkshire Hathaway- para dedicar más tiempo a mis prioridades filantrópicas, incluyendo salud global y desarrollo, educación y mi creciente involucración en combatir el cambio climático”, dijo Gates a través de su cuenta de LinkedIn. “El liderazgo al frente de Berkshire y Microsoftnunca ha sido más fuerte, por lo que es el momento adecuado de dar este paso”. 

Gates, que fundó Microsoft en 1975 junto a Paul Allen, aclaró que su decisión no significa “en absoluto” su salida definitiva de la compañía. “Microsoft será siempre una parte importante de mi vida laboral y continuaré conectado con Satya (Nadella, el CEO de la empresa) y los líderes técnicos para ayudar a dar forma a la visión y lograr los ambiciosos objetivos de la compañía”.

Gates ejercerá ahora de asesor de Nadella, al frente de la empresa desde 2014. Bajo su liderazgo, la empresa ha llegado a convertirse en la corporación más valiosa del mundo por capitalización bursátil, ampliando su oferta de productos. En la actualidad es la segunda, ligeramente por detrás de Apple tras el cierre del viernes. 

De ese inmenso pastel, Gates controla un 1,36% de las acciones, de acuerdo a datos de FactSet, con una fortuna de 96.500 millones de dólares. Es la segunda persona más rica del mundo por detrás de Jezz Bezos, fundador de Amazon, según la lista de Forbes. 

El enfoque de Gates pasa ahora por tener un impacto en los países en vías de desarrollo. El empresario de Seattle es el protagonista de un documental en tres partes que vio la luz en Netflix el pasado mes de septiembre. En Inside Bill’s Brain se da cuenta, entre otras cosas, de su proyecto por acabar con la epidemia de malaria que aún causa miles de muertos cada año en todo el mundo.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

TECNOLOGÍA

Twitter suspende 174,000 cuentas vinculadas a una operación del Gobierno chino para limpiar su imagen por la gestión de la Covid-19

La red social Twitter reveló hoy que ha suspendido 174.000 cuentas vinculadas al Gobierno chino que participaban de un esfuerzo coordinado para promover narrativas favorables a su gestión de la crisis del coronavirus y de las protestas pro democracia de Hong Kong, entre otros asuntos.

Las cuentas fueron desactivadas durante los primeros tres meses de 2020 y, según Twitter, en su mayoría escribían mensajes en mandarín y buscaban mejorar la imagen del Gobierno liderado por el Partido Comunista Chino, fundamentalmente en Asia.

Según la empresa del pájaro azul, la red propagandística no consiguió demasiada repercusión digital, y la mayoría de mensajes que creaba terminaban siendo compartidos por otras cuentas que formaban parte de la misma operación, en lugar de propagarse de forma independiente mediante el resto de usuarios.

La red social explica que ha hallado vínculos entre esta operación y otra llevada a cabo también por el Gobierno chino a mediados de 2019 que se extendió, además de Twitter, a Facebook y YouTube.

En esa ocasión, el objetivo principal de la campaña era influir sobre la percepción de la crisis desatada entre Pekín y la autonomía de Hong Kong, y contó con 210 canales de YouTube, 200.000 cuentas en Twitter, y siete páginas, tres grupos y cinco cuentas de usuarios en Facebook.

“Tenemos pruebas certeras de que esto es una operación con apoyo estatal. Específicamente, hemos identificado grandes grupos de cuentas que se comportan de forma coordinada para amplificar los mensajes relacionados con las protestas en Hong Kong”, indicaron en esa ocasión los responsables de Twitter.

Esta red social está prohibida en China por el Gobierno, de manera que las cuentas se conectaban a la plataforma mediante redes privadas virtuales, aunque algunas de ellas usaban direcciones IP no bloqueadas.

Además de las cuentas chinas, Twitter también informó este jueves de que ha desactivado 1.153 cuentas con vínculos con una campaña propagandística con origen en Rusia, y otras 7.340 de una operación vinculada al Gobierno turco.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending