Connect with us

TECNOLOGÍA

Boeing se desploma en Wall Street por las dudas del B737 MAX 8

Los títulos del fabricante de aviones arrancaron la sesión en Wall Street con una caída próxima al 12%, la mayor desde los atentados del 11-S en Estados Unidos, mientras se amontonan las preguntas sobre la seguridad del modelo B737 MAX 8 tras el accidente fatal este domingo. La compañía insiste en que en este momento no es necesario emitir nuevas directrices. China, el mayor comprador de Boeing, impuso una suspensión de vuelo para este modelo.
Cada siniestro aéreo es único e inusual, porque entran múltiples factores en juego. Pero el último accidente atrajo de inmediato la atención de los reguladores, las aerolíneas, los pilotos y los pasajeros por las similitudes con la tragedia que protagonizó no hace aún seis meses la aerolínea Indonesia Lion Air con el mismo avión, en buenas condiciones meteorológicas y realizando también la misma operación de despegue.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

TECNOLOGÍA

La multa! Bruselas impone a Google una multa de 1.490 millones por su negocio publicitario

Bruselas castigó este miércoles al gigante tecnológico con una sanción de 1.494 millones de euros por “abusar de su posición dominante” en el mercado publicitario online durante diez años mediante su plataforma Google AdSense. Ni el declive de esa unidad dentro del negocio, ni la disposición de la compañía a realizar cambios han evitado que la comisaria Margrethe Vestager resolviera el expediente de Google con otra voluminosa multa. Y con esta, la factura alcanza los 8.240 millones en apenas dos años.

Google consolidó su buen posicionamiento en los resultados de los buscadores como la compañía que, hasta ahora, ha tenido que afrontar las mayores multas impuestas por Bruselas. La empresa norteamericana llevaba bajo la lupa de Competencia más de una década. Y el departamento que dirige Vestager decidió resolver el último expediente que tenía en curso con otra sanción millonaria, equivalente al 1,29% de su volumen de negocio en 2018

La última de las tres investigaciones antimonopolio que pesaba sobre la compañía. se refería a su división Google AdSense. Se trata de la parte del negocio de publicidad onlinede la corporación californiana, que ofrece a los propietarios de sitios web —desde los dedicados a servicios de viajes hasta medios de comunicación— insertarles anuncios en huecos concretos de sus páginas. A cambio, estos reciben ingresos si esa publicidad genera visitas a los anunciantes. Google, por su parte, subasta todos esos espacios de páginas de particulares y empresas entre potenciales anunciantes.

Bruselas concluye que entre 2006 y 2016 la compañía abusó de su posición dominante en este negocio. En concreto, considera que mediante contratos de exclusividad o muy restrictivos puso palos en las ruedas a sus rivales, para que no pudieran entrar a competir con sus sistemas de anuncios. Esa “mala conducta”, según Vestager, privó a la competencia de “la posibilidad de competir” e “innovar”.

La investigación de Competencia zanja que Google afianzó su dominio de mercado entre 2006 y 2009 imponiendo cláusulas contrarias a las leyes antimonopolio en sus contratos con terceros. Ese último año, el entonces comisario de Competencia Joaquín Almunia  abrió una investigación ante las quejas de sus rivales, entre ellas Microsoft.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending