Connect with us

TECNOLOGÍA

La multa! Bruselas impone a Google una multa de 1.490 millones por su negocio publicitario

Bruselas castigó este miércoles al gigante tecnológico con una sanción de 1.494 millones de euros por “abusar de su posición dominante” en el mercado publicitario online durante diez años mediante su plataforma Google AdSense. Ni el declive de esa unidad dentro del negocio, ni la disposición de la compañía a realizar cambios han evitado que la comisaria Margrethe Vestager resolviera el expediente de Google con otra voluminosa multa. Y con esta, la factura alcanza los 8.240 millones en apenas dos años.

Google consolidó su buen posicionamiento en los resultados de los buscadores como la compañía que, hasta ahora, ha tenido que afrontar las mayores multas impuestas por Bruselas. La empresa norteamericana llevaba bajo la lupa de Competencia más de una década. Y el departamento que dirige Vestager decidió resolver el último expediente que tenía en curso con otra sanción millonaria, equivalente al 1,29% de su volumen de negocio en 2018

La última de las tres investigaciones antimonopolio que pesaba sobre la compañía. se refería a su división Google AdSense. Se trata de la parte del negocio de publicidad onlinede la corporación californiana, que ofrece a los propietarios de sitios web —desde los dedicados a servicios de viajes hasta medios de comunicación— insertarles anuncios en huecos concretos de sus páginas. A cambio, estos reciben ingresos si esa publicidad genera visitas a los anunciantes. Google, por su parte, subasta todos esos espacios de páginas de particulares y empresas entre potenciales anunciantes.

Bruselas concluye que entre 2006 y 2016 la compañía abusó de su posición dominante en este negocio. En concreto, considera que mediante contratos de exclusividad o muy restrictivos puso palos en las ruedas a sus rivales, para que no pudieran entrar a competir con sus sistemas de anuncios. Esa “mala conducta”, según Vestager, privó a la competencia de “la posibilidad de competir” e “innovar”.

La investigación de Competencia zanja que Google afianzó su dominio de mercado entre 2006 y 2009 imponiendo cláusulas contrarias a las leyes antimonopolio en sus contratos con terceros. Ese último año, el entonces comisario de Competencia Joaquín Almunia  abrió una investigación ante las quejas de sus rivales, entre ellas Microsoft.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

TECNOLOGÍA

Una investigación de Google revela un ataque a los usuarios de iPhone desde hace dos años

El grupo de análisis de amenazas de Google ha descubierto varías páginas webs hacheadas que desde hace dos años atacaban a los usuarios de iPhone aprovechando una vulnerabilidad en el sistema operativo iOS. Cada vez que una persona entraba en esas webs, el sistema accedía a su servidor e implantaba un sistema de monitorización en los dispositivos que permitía el acceso de los hackers a todos los datos del usuario.

De acuerdo con una publicación del blog de Project Zero, el equipo de Google que se dedica a investigar las vulnerabilidades de seguridad día cero, “los piratas informáticos han hecho un esfuerzo constante para hackear a los usuarios de iPhone en ciertas comunidades durante un periodo de al menos dos años”, según afirma Ian Beer un miembro de su equipo Project Zero.

El sistema de ataque consistía en que el usuario entraba en la página web hackeada y el atacante podía acceder a su servidor e instalar un sistema de monitorización en su dispositivo que permitía obtener el control absoluto del mismo y con ello el acceso a todos sus datos. “Estas páginas reciben miles de visitantes por semana”, asegura Beer.

Se trata de un ataque de tipo watering hole(abrevadero), una estrategia en la que los atacantes observan las páginas web que visita un grupo de víctimas e infecta uno de ellos con malware.

El grupo de análisis de amenazas de Google ha descubierto cinco cadenas de explotación (exploit) de los móviles iPhone que afectaban a versiones desde iOS 10 hasta la última de iOS 12. En total, han encontrado 14 vulnerabilidades: siete del navegador web de iPhone, cinco en el núcleo y dos sandbox separados —un aislamiento de procesos que usa el sistema para ejecutar programas—, que permiten introducir código malicioso en un dispositivo desde el exterior.

“Google le comunicó esta situación a Apple el 1 de febrero de 2019 poniéndole como fecha límite una semana para que solucionara el problema, que coincidía con el lanzamiento del iOS 12.1.4”, señala Beer. Apple lanzó un parche para corregir la vulnerabilidad el 7 de febrero, hecho que hizo público a través de su página web.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending