Connect with us

TECNOLOGÍA

Tras seis años cayendo, las ventas de PC vuelven a crecer

Por primera vez desde hace seis años, el número de ordenadores vendidos aumenta. Así lo demuestra un estudio de la consultora Gartner, que cifra las ventas mundiales de estos equipos durante el segundo trimestre de 2018 en los 62,09 millones de unidades, lo que supone un 1,4% más que los 61,25 millones del mismo periodo de 2017. No se veían unos datos positivos en el sector desde el primer trimestre de 2012.

En concreto, la firma destaca que todas las regiones registraron un crecimiento en las ventas de ordenadores en comparación con el mismo periodo del año anterior y subraya que, aunque estos datos son «positivos» para el sector, esta señal de estabilidad del mercado no es suficiente para confirmar aún su recuperación.

El analista principal de Gartner, Mikako Kitagawa, ha remarcado que este crecimiento ha estado impulsado por la demanda del mercado empresarial, que ha compensado el descenso en segmento de consumo, donde el cambio cultural en torno al uso de ordenadores siguen impactando en el crecimiento.

Respecto al segmento empresarial, ha advertido de que el impulso en la venta de ordenadores se debilitará dentro de dos años cuando pase el pico de sustituciones para Windows 10, por lo que los vendedores deberán buscar maneras de mantener el crecimiento actual.

Lenovo lidera el mercado por encima de HP y Dell

Por fabricantes, la firma tecnológica china Lenovo, tras su ‘joint venture’ con Fujitsu, lidera el mercado con una cuota del 21,9% después de aumentar sus ventas un 10,5%, hasta los 13,6 millones. En segundo lugar se sitúa HP con una cuota también del 21,9%, tras vender un 6,1%, hasta 13,59 millones de dispositivos.

En tercer lugar repite Dell, con una cuota de mercado del 16,8% y un incremento de las ventas del 3%, mientras que Apple se mantiene en el cuarto puesto al registrar una cuota de mercado del 7,1% y un crecimiento de las ventas del 3% y Asus en el quinto con una cuota del 6,4% y una subida del 3,1%.

SIGUE LEYENDO
Advertisement

TECNOLOGÍA

El IPhone 12 con diseño atractivo y apuestas de futuro

El nuevo iPhone 12 cumple los requisitos para ser el teléfono base de Apple de cara al futuro, un dispositivo de diseño atractivo con la vista claramente puesta en los próximos cuatro o cinco años, con apuestas como la compatibilidad 5G y el MagSafe.

El modelo estándar (de tamaño medio entre el Pro y el mini) cuesta 799 dólares para la versión de 64 GB (909 euros en el mercado europeo) y no viene con cargador ni con auriculares, uno de los aspectos más arriesgados.

Que Apple tenía que sacar un teléfono compatible con la nueva red de altísima velocidad estaba claro desde hace tiempo y, pese a ello, cuando ha llegado el momento, las circunstancias aún no parecen ser las más propicias, con el 5G con todavía mucha menos presencia geográfica de la que era de esperar.

EL 5G COMO INVERSIÓN DE FUTURO

Eso convierte esta capacidad del nuevo iPhone más en una inversión de futuro para el consumidor que en una ventaja inmediata, puesto que a medida que el 5G vaya ganando más y más terreno y llegando a más lugares, este no tendrá necesidad de actualizar su teléfono para poder acceder a la red.null

En los lugares en que esta red ya está disponible, el iPhone 12 la detecta automáticamente y cambia a ella sólo si es necesario (para descargar, reproducir vídeo, etc.), optimizando así la vida de la batería, puesto que la conexión a 5G consume más recursos.

Al margen de la conectividad, lo que más llama la atención del nuevo teléfono estándar de Apple es su diseño- con sus 6,1 pulgadas, es más pequeño que el iPhone 11, y sus costados de aluminio completamente planos recuerdan a modelos anteriores que dejaron buenos recuerdos en el público como el 4 o el 5.null

En general, se trata de un modelo atractivo y compacto, con marcos muy finos, cómodo de sostener con la mano y poco resbaladizo, aunque si eso ocurre, la pantalla de cerámica transparente debería ofrecer una resistencia hasta cuatro veces mayor a la de las versiones anteriores.

PANTALLA OLED Y NEGROS INTENSOS

Por primera vez en el iPhone estándar, la pantalla es OLED, lo que proporciona un color de muy alta calidad, especialmente en relación a la intensidad del negro, a la altura del modelo Pro más sofisticado.

La otra apuesta de futuro además del 5G es la inclusión por primera vez en un iPhone del sistema magnético MagSafe (heredado de los MacBook), que, unido al hecho de que el teléfono se vende sin cargador, apunta a este método como la idea que Apple lleva en la cabeza para cargar sus teléfonos en los próximos años.

Eso sí, el cargador inalámbrico para MagSafe se tiene que comprar por separado (39 dólares; 45 euros en Europa), por lo que al echar cuentas conviene añadir esta cifra si no se dispone ya de cargadores de modelos antiguos.

El cargador inalámbrico -más lento que un cargador convencional- se adhiere con fuerza al teléfono y se puede sujetar por el cable sin que este caiga, lo que resulta una garantía para evitar accidentes.

La autonomía de la batería es precisamente uno de los aspectos más flojos del nuevo iPhone, puesto que pese a que el procesador A14 Bionic debería ayudar a mejorar la eficiencia energética -además de aumentar la velocidad-, el teléfono apenas aguanta un día entero sin necesidad de recargarse.

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending