Connect with us

TECNOLOGÍA

Uber pagará una multa de 148 millones de dólares por el robo de datos de clientes

La empresa de transporte Uber llegó este miércoles a un acuerdo con las fiscalías de todos los estados de Estados Unidos para pagar 148 millones de dólares en compensación por haber ocultado el robo masivo de datos de sus clientes en 2016. Además, la empresa pagó a los hackers para ocultar el robo a las autoridades durante más de un año. El acuerdo incluye la obligación a la empresa de hacer cambios en la manera en la que trata lso fallos de seguridad y llega tras la investigación coordinada de 50 fiscalías estatales de EE UU.

En noviembre del año pasado, Uber reconoció que el robo de datos había afectado a 57 millones de cuentas. También reconoció que la anterior dirección de la compaía había pagado 100.000 dólares a los hackers que robaron la información para mantener en secreto los hechos. Además, lo ocultó deliberadamente presentándolo como si fuera un pago a hackers por haber descubierto fallos de seguridad.

La revelación llego pocos meses después de que la compañía se deshiciera de su fundador y presidente, Travis Kalanick, y tras la llegada de un nuevo primer ejecutivo, Dana Khosrowshahi. . Junto con la admisión pública del escándalo, fue despedido Joe Sullivan, jefe de seguridad de Uber. Una de las misiones de Khosrowshahi es recuperar la imagen de la compañía, vista como un ejemplo de malas prácticas y desprecio por la regulación de Silicon Valley. El anterior equipo directivo mantuvo el robo oculto durante más de un año. “Esto no tendría que haber ocurrido. No hay excusas. Estamos cambiando nuestra forma de trabajar”, dijo entonces Khosrowshahi. “No podemos borrar el pasado, pero sí puedo comprometerme a aprender de los errores”.

La ocultación viola las normas sobre información de este tipo de situaciones, por lo que se iniciaron investigaciones contra Uber en Reino Unido, Australia, Filipinas y Estados Unidos. En abril, el regulador de Comercio de EE UU detalló que los datos robados por los piratas informáticos incluían 25,6 millones de nombres y direcciones de correo, 22,1 millones de nombres y números de teléfono y 607.000 licencias de conducir. Los datos estaban en un servidor gestionado por Amazon. Más de la mitad de los afectados viven en Estados Unidos.

La multa acordada ayer es significativamente mayor que la que recibió la cadena de grandes almacenes Target en 2017. Reuters señala que aquel acuerdo, también con varias fiscalías de EE UU, fue de 18,5 millones. Fueron afectados 41 millones de clientes.

“La decisión de ocultar este robo fue una descarada violación de la confianza del público”, dijo el fiscal general de California, Xavier Becerra, en la presentación pública del acuerdo. “Las empresas en California y en todo el país son custodias de la valiosa información privada de sus clientes. Este acuerdo es una viso para todos de que les exigiremos responsabilidades sobre la protección de datos”. 147.000 de las licencias de conducir robadas a Uber eran de California.

El acuerdo es el primero, según la fiscalía, en el que la empresa es obligada a incorporar a su producto nuevas medidas de protección de privacidad para que no se repitan los hechos. El acuerdo obliga a “desarrollar, implementar y mantener” un programa de seguridad con un cargo ejecutivo ex profeso que reporte directamente al Consejo de Administración. La empresa está obligada a enviar informes de seguridad a las autoridades cada trimestre.

 

SIGUE LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

TECNOLOGÍA

El primer teléfono flexible del mundo es una realidad

El sueño de los móviles flexibles ya es una realidad. Adelantándose a Samsung y Huawei, que también persiguen el mismo objetivo, la desconocida firma china Royole ha presentado este jueves FlexPai, un dispositivo de pantalla plegable que permite abrirse como un libro para alargarse hasta unas 7,8 pulgadas, un tamaño cercano al formato tableta.

Este primer teléfono de estas características, que llegará de manera oficial en diciembre al mercado norteamericano, marca una nueva senda en el sector. Desde hace varios años, uno de los desafíos más interesantes a los que se han enfrentado las marcas de tecnología ha sido lograr con éxito un sistema para doblar los paneles táctiles de los «smartphones» sin perder funcionalidades.

A medida que la industria ha venido agrandando el tamaño de los móviles, los problemas relativos a su transportabilidad se han incrementado. Hasta hace unos años era poco habitual que un dispositivo móvil superara las 5 pulgadas. Una de las soluciones recientes ha sido reducir en la medida de lo posible los marcos y bordes de los mismos, logrando así extender la superficie táctil pero conservando un tamaño más compacto.

El siguiente paso es lograr que el formato tableta pueda doblarse para poder llevarse fácilmente en el bolsillo del pantalón. Con este propósito, esta peculiar firma de tecnología, fundada por investigadores de la Universidad de Standford en 2012, asegura haber creado una pantalla «liviana y flexible» para un móvil. Esto significa que, una vez doblado, tiene las dimensiones de un móvil «normal», pero con un excesivo grosor.

Estirado, en cambio, es una tableta de unos 7.6 milímetros.Segun sus diseñadores, se puede doblar más de 200.000 veces antes de romperse. Sin poderlo comprobar todavía, el móvil a priori puede representar una nueva tendencia o, como ha sucedido en anteriores ocasiones, acumular fallos técnicos y caer en el olvido.

Con ello se ha adelantado al gigante surcoreano Samsung, que presentó por primera vez en 2008 un prototipo de teléfono flexible, y que se cree que presentará públicamente la próxima semana. También Apple ha patentado sus propias pantallas flexibles, así como LG, uno de los mayores productores de pantallas, o Huawei. Este FlexPai ejecuta una versión del sistema operativo Android ligeramente modificada para poder funcionar en dos formatos distintos.

A nivel técnico, el terminal cuenta con especificaciones bastante altas que, sobre el papel, pueden rivalizar con otros rivales. Dispone de doble cámara trasera de 16 y 20 megapixeles. El motor del dispositivo es el microchip Snapdragon 855, jalonado con 6 GB de RAM y hasta 128GB de almacenamiento. Hay una versión más avanzada de 8 GB de RAM con y 512GB de almacenamiento. Con clavija para auriculares y puerto USB-C, el móvil costará entre 8.999 y 12.999 yuanes (1.141 y 1.648 euros).

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending