Connect with us

PRINCIPALES

Luis Abinader sigue barriendo botellas en la nómina de la Cancilleria

El mandatario también designa las gobernadoras de El Seibo y María Trinidad Sánchez

El presidente Luis Abinader, mediante los decretos números 505-20 y 506-20,  dejó sin efecto los nombramientos de 110 representantes consulares de varias embajadas y oficinas diplomáticas dominicanas, ubicadas en diez países diferentes, 36 de los cuales tenían asiento en el Consulado de la República Dominicana en Haití.

Los decretos emitidos por el mandatario la tarde de este lunes, destituyen a los funcionarios que además de Haití, estaban nombrados en España, Francia, Grecia, Egipto, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Cuba y Ecuador.

Del artículo 11 al 46 del decreto 505-20, el mandatario destituyó de sus funciones diplomáticas a 36 representantes dominicanos en la República de Haití, entre ellos, a 10 funcionarios consulares en Puerto Príncipe, 18 en Juana Méndez y 8 vicecónsules en Cabo Haitiano.

Entre los nombramientos dejados sin efecto se encuentran los de Clemente Martínez, Antonio García Lorenzo, Odalís Alberto Ledesma Cordero, Aneuris Francisco Espinosa Mateo y Apolinar Montero Batista, vicecónsules en Puerto Príncipe; Mario Tadeo Cáceres Perdomo, Marlenne Elaine Mora de Núñez, Rafael Calderón, Francisco Bernaldo Castillo y Heidy Vanessa Acosta de Cornelio, vicecónsules en Juana Méndez.

Además,los de Andrés Zabala Tapia, Dominga Beriguete, Domingo Castillo, Pedro Madera y Pedro Julio Meléndez, vicecónsules dominicanos en Cabo Haitiano, Haití.

Abinader con el decreto 506-20 derogó los nombramientos de Roberto Amaury Reyna, Jhony Paulino Peña, Leocadia María Pineda Ramírez, Víctor Manuel Ortz Rodríguez, José René García Díaz, Jhon Vladimir Bencosme Guzmán, Clara Soraya Castillo y Marbin Ernesto de los Santos Soto, entre otras 41 designaciones más que contiene el decreto entre los artículos 9 y el 49.
Nuevas Gobernadoras en El Seibo y María Trinidad Sánchez
El presidente Abinader emitió también el decreto número 508-20, mediante el cual designa a las gobernadoras provinciales Irene Martínez de la Cruz, de El Seibo y a Gregoria Correa Amparo,  de María Trinidad Sánchez.

En el decreto 508-20, en el artículo 1, también se designó a Antonio Mateo Bautista, como subdirector general de Desarrollo de la Comunidad.

El jefe de Estado,finalmente, mediante el decreto 507-20, designó a Obed Alexander Fabián Leonardo, director ejecutivo del Consejo Nacional de la Población y Familia (CONAPOFA)

Advertisement

PRINCIPALES

Propuesta para establecer el 45% para ganar en primera vuelta enciende debate sobre  posible reforma constitucional

La propuesta del abogado y politólogo Carlos Gabriel García para que en una posible reforma constitucional, a partir del Diálogo Nacional, se establezca un 45 por ciento para ganar en primera vuelta las elecciones presidenciales, ha generado un encendido debate en las redes sociales, entre figuras importantes del mundo político y académico del país.

El exdiputado y presidente de la Fuerza Nacional Progresista, Pelegrín Castillo, rechazó la iniciativa por considerar que el porcentaje del 50 por ciento que establece actualmente la Constitución de la República, otorga más legítimidad a las autoridades electas

El doctor Carlos Gabriel García ripostó esos argumentos, destacando que la legítimidad de un gobierno no viene dada por el establecimiento del 50 por ciento para ganar las elecciones, porque “países que exhiben una fortaleza institucional envidiable” como Argentina, eligen sus autoridades con un 45 por ciento de los votos afirmativos de un proceso electoral.

“Más aún países con una tradición democrática como México no tienen segunda vuelta electoral, porque sus presidentes son electos con una mayoría relativa.  Ese mismo modelo prevalece en Panamá, Honduras y  Paraguay, entre otros” explicó Gabriel García.

Recordó que el 50% más uno no se incorporó en la Constitución dominicana para revestir de mayor legítimidad a las autoridades electas, sino para impedir que José Francisco Peña Gómez ganara las elecciones del 1996.

Manifestó  que el Pacto por la Democracia, firmado por el doctor Peña Gómez y Joaquín Balaguer para conjurar la crisis electoral del 1994, establecía un  45 por ciento para ganar en la primera vuelta electoral, pero que grupos interesados en detener el triunfo del líder del PRD violaron ese acuerdo para establecer el 50 por ciento.

Explicó el profesor universitario que ese porcentaje lejos de fortalecer la democracia, la debilita porque convierte los procesos electorales en una piñata electoral, mediante la cual se debilita la plataforma programática del partido y candidato punteros y se distribuye el Estado como un botín de recompensa.

Por su parte, el reconocido constitucionalista , Eduardo Jorge Prats, advirtió sobre los peligros de una reforma constitucional y sobre la propuesta dijo que ese era el mambo constitucional que se bailará en lo que llamó “pandemonio de la Asamblea Nacional Revisora que la mayoría de los juristas dominicanos considera omnipotente e infalible”

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending