Connect with us

PRINCIPALES

JCE descarta usar equipos del 2016 para elecciones del 2020

El pleno de la Junta Central Electoral (JCE) descartó el conteo automatizado para las elecciones del 2020 y el uso de los equipos adquiridos por esa institución para las elecciones del 2016 por “el desempeño tecnológico resultó deficiente en las pasadas elecciones y fue subsanado por el conteo manual”.

“La JCE reitera que no utilizará para el escrutinio y transmisión de los resultados los equipos en cuestión. Y se decide en esta oportunidad hacer uso de los métodos utilizados y probados con éxito en las elecciones del 2008, 2010 y 2012 apoyado por tecnología conocida y experimentada en el país”, señala el acto del pleno del organismo en su reunión de este miércoles.

El organismo electoral adoptó la decisión luego de una reunión del pleno con la comisión de asesores informáticos de distintas universidades y empresas privadas.

A continuación los puntos íntegros acordados en el encuentro del Pleno:

En reuniones sostenidas por el Pleno de la Junta Central Electoral con la Comisión de Asesores Informáticos que representan a distintas universidades y empresas privadas, los cuales han ido adelantando prima facie los resultados de sus análisis sobre los equipos suministrados por la empresa Indra Sistemas, S. A. y utilizados en las pasadas elecciones del 2016, y escuchada de viva voz, in situ, la experiencia vivida por Secretarios, Presidentes, Primeros y Segundos Vocales de más de 100 Juntas Electorales de igual número de municipios en todo el territorio nacional, así como, examinados los informes de las distintas Misiones de Observación Electoral Internacional, este Máximo Órgano de Elecciones, decide lo siguiente:

a) Las tabletas capta huellas no serán utilizadas en las próximas elecciones del año 2020, toda vez que las mismas tuvieron, por distintos motivos, un desempeño inconsistente y poco fiable en el universo de los colegios electorales en las pasadas elecciones del año 2016, motivando importantes retrasos en el inicio de la jornada electoral, teniendo en cuenta, por supuesto, que el capta huellas no resulta, en sí mismo, necesario e indispensable, debido a que el padrón fotográfico a color de todos los colegios electorales permite una adecuada identificación con la cédula de identidad y electoral de los sufragantes inscritos, permitiendo que se genere un formulario de concurrentes absolutamente confiable.

b) Los scaners que fueron suministrados e instalados para hacer la lectura de las boletas electorales en las mesas de votación y realizar el escrutinio automatizado de las mismas, para ser eventualmente utilizados en las próximas elecciones precisarían, necesariamente, de modificaciones importantes tales como: en primer lugar, integrarle a todos, baterías nuevas con mayor capacidad de duración y, por otra parte, instalarle a cada uno un nuevo software que permita su uso.

c) Independiente de todos los esfuerzos que han hecho nuestros técnicos y asesores buscando alternativas para enfrentar la situación creada por un desempeño tecnológico que resultó ser deficiente en las pasadas elecciones, y que fue subsanado, en esa oportunidad, por el conteo manual, la Junta Central Electoral (JCE) reitera que no utilizará para el escrutinio y transmisión de resultados los equipos en cuestión. Y se decide en esta oportunidad hacer uso de los métodos utilizados y probados con éxito en las elecciones del 2008, 2010 y 2012, apoyado por tecnología conocida y experimentada en el país, así como, la incorporación adicional de algunas soluciones informáticas que vienen siendo utilizadas confiablemente por otros países del hemisferio.

d) La Junta Central Electoral, pondrá todo su empeño y dedicación en la educación oportuna y constante de las personas que trabajarán en los Colegios Electorales del país, mediante una adecuada e intensa formación en cursos presenciales y a través de la modalidad en línea, utilizando los recursos que nos ofrece el internet procurando, mediante el acuerdo con las universidades e institutos de educación superior, el reclutamiento de estudiantes universitarios de término

PRINCIPALES

Propuesta para establecer el 45% para ganar en primera vuelta enciende debate sobre  posible reforma constitucional

La propuesta del abogado y politólogo Carlos Gabriel García para que en una posible reforma constitucional, a partir del Diálogo Nacional, se establezca un 45 por ciento para ganar en primera vuelta las elecciones presidenciales, ha generado un encendido debate en las redes sociales, entre figuras importantes del mundo político y académico del país.

El exdiputado y presidente de la Fuerza Nacional Progresista, Pelegrín Castillo, rechazó la iniciativa por considerar que el porcentaje del 50 por ciento que establece actualmente la Constitución de la República, otorga más legítimidad a las autoridades electas

El doctor Carlos Gabriel García ripostó esos argumentos, destacando que la legítimidad de un gobierno no viene dada por el establecimiento del 50 por ciento para ganar las elecciones, porque “países que exhiben una fortaleza institucional envidiable” como Argentina, eligen sus autoridades con un 45 por ciento de los votos afirmativos de un proceso electoral.

“Más aún países con una tradición democrática como México no tienen segunda vuelta electoral, porque sus presidentes son electos con una mayoría relativa.  Ese mismo modelo prevalece en Panamá, Honduras y  Paraguay, entre otros” explicó Gabriel García.

Recordó que el 50% más uno no se incorporó en la Constitución dominicana para revestir de mayor legítimidad a las autoridades electas, sino para impedir que José Francisco Peña Gómez ganara las elecciones del 1996.

Manifestó  que el Pacto por la Democracia, firmado por el doctor Peña Gómez y Joaquín Balaguer para conjurar la crisis electoral del 1994, establecía un  45 por ciento para ganar en la primera vuelta electoral, pero que grupos interesados en detener el triunfo del líder del PRD violaron ese acuerdo para establecer el 50 por ciento.

Explicó el profesor universitario que ese porcentaje lejos de fortalecer la democracia, la debilita porque convierte los procesos electorales en una piñata electoral, mediante la cual se debilita la plataforma programática del partido y candidato punteros y se distribuye el Estado como un botín de recompensa.

Por su parte, el reconocido constitucionalista , Eduardo Jorge Prats, advirtió sobre los peligros de una reforma constitucional y sobre la propuesta dijo que ese era el mambo constitucional que se bailará en lo que llamó “pandemonio de la Asamblea Nacional Revisora que la mayoría de los juristas dominicanos considera omnipotente e infalible”

SIGUE LEYENDO

TWITTER

Clasificados

Trending